REFLEXIONES SOBRE LA CHARLA DE KAREN EN SAN DIEGO

image

Algunas personas estaban un poco incómodas. Podía sentirlo, al estar sentado en la habitación. Y habían otras personas que estaban verdaderamente emocionadas.

Karen, siguiendo las enseñanzas y visión de Rav Ashlag, explicó que ya era tiempo de dar el gran salto hacia adelante y unir los diversos caminos espirituales a través de nuestros puntos en común, enfocándonos menos en lo que aparentemente nos separa.

Fue un mensaje acerca de la vital necesidad de respeto mutuo, dignidad, y amabilidad incondicional hacia el prójimo, incluyendo el método particular de una persona de conectar con la Fuente de verdad suprema.

Y poniendo las palabras en acción, Karen invitó a Michael Beckwith de Agape a compartir un mensaje de unidad y propósito, justo como lo comparte con los fieles miembros de su comunidad espiritual.

En la superficie, la charla de Karen pareció un lindo y sencillo gesto y acción espiritual. En realidad, sacudió los cimientos de dos mil años de dogma y derramamiento de sangre.

Rav Ashlag dice que hay una conocida frase en las escrituras que habla del sonido de una trompeta justo antes de la llegada del Mesías. Se supone que una shofar soplará cuando la Redención Final de nuestro mundo se lleve a cabo y que todo el mundo la escuchará.

Olvídate del significado literal. Ningún hombre sobre la tierra posee la suficiente potencia en sus pulmones para soplar la shofar lo suficientemente fuerte para que el mundo lo escuche.

¿Tal vez sea televisado en CNN?

Rav Ashlag probablemente se inquietaría por esta respuesta también.

Entonces, ¿qué significa que una trompeta traerá la paz en el mundo y la creación del paraíso? Y, ¿cómo se relaciona esto con la charla de Karen?

EL ZÓHAR REVELA UN GRAN SECRETO

Antes de contestar esta pregunta, el Zóhar nos ofrece una visión impresionante. El Zóhar dice claramente que los Israelitas son el corazón del cuerpo único de la humanidad y que las otras naciones y religiones son los diversos órganos que componen este cuerpo.

Primero, el concepto de “Israelita” se refiere a Jacob, cuyo nombre fue cambiado a Israel después de haber vencido a un ángel negativo, el cual es una metáfora de nuestro propio ego.

Jacob se ganó el título de Israel  cuando conquistó su propio ego. Jacob también representa la fuerza de la  columna central, también conocida como libre albedrío o resistencia.

¿Libre albedrío?

¿Resistencia?

Sí.

Nuestro único libre albedrío es la opción de resistir los impulsos del ego. Cuando lo hacemos, es cuando encontramos nuestra humanidad. Cuando obedecemos al ego, somos meramente robots descerebrados, esclavos de los caprichos y reacciones incitadas por la oscuridad dentro de nosotros.

Nos convertimos en Israelitas cuando resistimos el egoísmo, la estrechez de mente y las dudas. Cada vez que resistimos al ego y escapamos de su influencia hipnótica sobre nosotros, estamos transformándonos. Cada acto de resistencia, cada transformación, permite que la Luz y la impresionante energía que habita en la realidad del 99 por ciento, baje a nuestro mundo. Nos convertimos en un conducto. No hay ego que bloquee ni tape nuestras arterias espirituales. De la misma manera en que el corazón bombea sangre para nutrir a los demás órganos, el Israelita bombea Energía divina a nuestro mundo, nutriendo a las otras naciones. Por esto el Zóhar dice que los Israelitas son el corazón de la humanidad.

Una falta de flujo sanguíneo en el cuerpo, puede causar gangrena. El antisemitismo es gangrena espiritual.

Esta misión de los Israelitas de ser la Luz para Todas las Naciones, nos fue dada en el Monte Sinaí. Moisés había traído la energía a nuestro mundo y era tan brillante que toda oscuridad, incluyendo la muerte, fue desterrada de este mundo.

Los Kabbalistas también nos dicen que cada nación de la tierra participó en este estado de existencia gozoso e inmortal. Todos ellos experimentaron la revelación en el Monte Sinaí en sus propios y únicos idiomas.

¿Captaste eso?

El Creador no exigió que las naciones no Israelitas escucharan la palabra de Dios en Hebreo. Ni siquiera en Arameo. Cualquier idioma único que hablaran era el lenguaje que se usó para canalizar esta energía Divina e inimaginable hacia sus vidas y este mundo.

Muy profundo. Muy significativo. Muy revelador.

Entonces, si todos experimentamos esta felicidad e inmortalidad en el Sinaí, ¿qué diablos pasó?

Escucha con atención: NO fue la construcción del Becerro de Oro lo que causó que Moisés destruyera las dos tabletas que eran el conducto por el cual se derramaba energía a nuestro planeta.

La verdadera razón es que algo se quebró dentro de la conciencia de los Israelitas. El becerro de oro fue solo el efecto. Una trágica caída de la conciencia humana fue la causa.

EL DIABÓLICO PELIGRO DE LA DUDA

Todo lo que los Israelitas tenían que hacer para participar del flujo constante de Luz y Energía hacia este mundo y todas las naciones, era activar el libre albedrío y resistir sus dudas sobre Moisés y mantener la certeza en la Luz que había traído la inmortalidad.

Certeza, sin que importara nada más.

A la fuerza negativa conocida como el Adversario u Oponente se le concedió permiso para poner a prueba a los Israelitas. Él inyectó una visión en sus conciencias tan real, vívida y tangible como nuestra mismísima realidad.

¿Cuál fue la visión?

Todos los 600.000 israelitas vieron con sus propios ojos que Moisés había muerto.

Si nosotros viéramos a un amigo muerto, ¿diríamos “solo es una ilusión”? ¿Debería tener la certeza de que realmente no está muerto?

No lo creo.

Pero los Israelitas estaban en una posición única. Ellos habían sido testigos de la separación de las aguas del Mar Rojo. Habían vivido los milagros de las diez plagas. Y, lo más importante, habían experimentado el milagro de su liberación después de 400 años de esclavitud en Egipto.

Todo lo que tenían que hacer era acordarse de los milagros.

Pues bien, en un nivel más profundo, Egipto era en realidad su propio ego. Ellos ganaron la libertad de su ego y sus dudas y solo tenían que acordarse de las maravillas que sucedieron a través de Moisés.

Pero no lo hicieron. Sus conciencias cayeron. Y eso fue un problema. ¿Por qué?

Porque nuestra conciencia crea nuestra realidad. Punto. No solo tiene influencia sobre la realidad, la fabrica hasta el más mínimo detalle. Cuando los israelitas perdieron su conciencia de la inmortalidad, perdieron la inmortalidad. No solo para ellos, sino para todo el mundo.

Y justo en ese momento se dio el renacimiento de la muerte, el nacimiento del antisemitismo, junto con el nacimiento de la religión, con la cual esperamos que un poder externo y fuera de nuestra propia conciencia venga y traiga el retorno del Sinaí y el paraíso. Ese es el código del Becerro de Oro.

¿Y cuántas veces juzgamos a quien ha traído tanta Luz y cambios y milagros a nuestras vidas. Olvidamos todo y dudamos de ellos.

EL SONIDO DE LA TROMPETA

​Esto nos lleva a nuestra pregunta original. ¿Qué tiene que ver el soplado de la Shofar con cambiar al mundo y traer el paraíso? Y ¿qué tiene que ver con la conferencia de Karen Berg?

P​resta atención: Rav Ashlag dice​ que no será aire físico el que sople a través de la trompeta y que mágica o sobrenaturalmente traiga al Mesías y logre la realidad en donde la muerte muera para siempre.

Rav Ashlag ​dice claramente que son las palabras del Zóhar y de la Sabiduría Universal de Kabbalah pronunciadas por los Israelitas a su prójimo lo que traerá el paraíso. El aire  que sale de nuestros pulmones y que forma las palabras de sabiduría, provocando actos de bondad,  ESO es el soplido del Shofar.  Perdimos la existencia inmortal para todo el mundo.  Ahora debemos compartir la sabiduría con el resto del mundo para poder restaurar lo que perdimos. ​

Rav Ashlag​ también dice claramente que todas las religiones y las modalidades espirituales permanecerán en el mundo del Mesías y del paraíso. De la MISMA forma en que todo el mundo oyó y experimentó la revelación original del Sinaí en su propio idioma particular. ​

​La ​Kabbalah ​es meramente la sangre que alimenta los órganos del cuerpo. Es universal.  Pertenece a las personas. La Kabbalah estará alimentando todas las religiones de los individuos y las doctrinas espirituales. La máxima demostración de respeto profundo, dignidad y unidad.

​Una célula de corazón no desea ser una célula de riñón. Una célula de hígado no desea o necesita convertirse en una célula de corazón. Necesitamos cada célula y órgano para efectuar su función única y servir su propósito en particular como miembro, órgano  o célula en un único cuerpo inmortal de la humanidad.

​Ese es nuestro propósito y nuestra parte como Israelitas. ¡Cumplimos exitosamente nuestro cometido cuando desechamos nuestras tontas dudas y resistimos el juzgar a otros y compartimos en vez de tomar!

Esa es la semilla que fue plantada en San Diego.

​Por 3.400 años, la muerte y la oscuridad alcanzaron un estado de existencia inmortal. La muerte nunca moriría. La Oscuridad nunca desaparecería. Todas las naciones no Israelitas han sufrido como resultado y nos han odiado por ello.

Existió alguien que vivió hace 2.000 años y que trató de reparar esta situación. Era un Kabbalista que vino a traer el alma de la Torá, la sabiduría del Zóhar a todas las naciones del mundo.

​Pero las personas dudaron de él y eso les llevó a su asesinato. Pero esa es otra conversación llena de trampas y llena de más dudas.

​La noticia emocionante es que, luego de 3.400 años de muerte y oscuridad, ¡finalmente alguien ha venido a llevar la antorcha encendida por el Zóhar y por Rav Ashlag!!

​Su nombre es Karen.

​Y nuestro nombre cambiará, igual que el nombre de Jacob cambió, si resistimos nuestras reacciones egocéntricas y dudas y seguimos su llama.

​¡Nos convertiremos en verdaderos Israelitas, el corazón de la humanidad, trabajando en armonía con profundo respeto hacia la dignidad y el bienestar de la humanidad!!

Billy Philips

Billy Phillips es estudiante del Kabbalista Rav berg y Karen Berg desde 1989. Ha tenido el papel decisivo de ayudar a que la Kabbalah sea accesible a las masas, trabajando en proyectos tanto privados como públicos bajo la guía del Kabbalista Rav Berg. Ha ofrecido conferencias acerca de una variedad de temas, siendo el más notable la profunda conexión entre Kabbalah, el Cristianismo, el Islam y el mundo de la Ciencia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>