5 COSAS QUE APRENDÍ DE MICHAEL BERG

1.         Fuimos creados para un sólo propósito: Ser felices.  Tener plenitud. Más allá de nuestra imaginación.   Aunque debamos tener momentos de dolor y sufrimiento, se nos ha dado los talentos y el poder para convertir todo dolor en placer y todo el sufrimiento en el cielo.  Aquí en la tierra.  Ahora mismo.

2.         Leer las palabras de los grandes Kabbalistas purifica el alma y genera una gran transformación dentro de nosotros.  El leer los originales, escritos en su puño y letra intensifica el efecto más allá de toda proporción.

3.         El Zóhar es la Luz oculta que se escondió al momento de la creación, la Luz que se reveló y se perdió en Monte Sinaí.  Esta Luz es el poder de inmortalidad y del paraíso.  Ahí está el verdadero poder detrás de compartir el Zóhar.

4.         Haz tiempo para estudiar.  No te conviertas en más sabio.  Conviértete en más puro.

5.        El puente hacia el paraíso e inmortalidad es a través del Poder de la Certeza – no a través de las oraciones, ni de compartir ni de aprender.  El superar nuestras dudas por sobre lo que está frente a nuestros ojos, el saber que todo dolor y caos son ilusiones y tener certeza absoluta en que el paraíso está aquí – solamente esto nos impulsa hacia esa nueva realidad.  Esto es lo que derriba la cortina para revelar la perfección que ha estado presente todo el tiempo.  Esta ha estado escondida detrás de nuestras dudas y nuestra creencia en la oscuridad que vemos.  La única razón para remover el ego es porque es el ego quien crea nuestra duda en un mundo perfecto y nuestra creencia en la muerte y la oscuridad.

Billy Philips

Billy Phillips es estudiante del Kabbalista Rav berg y Karen Berg desde 1989. Ha tenido el papel decisivo de ayudar a que la Kabbalah sea accesible a las masas, trabajando en proyectos tanto privados como públicos bajo la guía del Kabbalista Rav Berg. Ha ofrecido conferencias acerca de una variedad de temas, siendo el más notable la profunda conexión entre Kabbalah, el Cristianismo, el Islam y el mundo de la Ciencia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*