INMORTALIDAD – ¿DE VERAS?

atom-pic

El secreto de la inmortalidad no vendrá de Ponce de León quien trató de descubrir la fuente de la juventud al navegar los siete mares en busca de esta fuente de agua mitológica; vendrá de Moisés de León quien descubrió el Zóhar después de 1200 años de estar oculto.

El secreto de la existencia biológica inmortal está oculto en el Zóhar y fue revelado en el libro del Kabbalista Rav Berg, Nano.

Aquí hay un secreto profundo que les puedo compartir. De repente los científicos están buscando el secreto de la inmortalidad biológica. El asunto de existencia inmortal y la extensión de la vida ha aparecido en la primera página de la revista Time, se ha escrito sobre esto en libros y artículos que han sido publicados en páginas web importantes donde se muestran los últimos descubrimientos del mundo de la física y ciencia médica.

Este asunto, que alguna vez fue hecho tabú por la ciencia, ahora es un tema candente y algunos científicos, como Ray Kurzweil, estiman que la existencia biológica inmortal será alcanzada por la humanidad dentro de los próximos cincuenta años.

Aquí encontrarás unos consejos del Kabbalista Rav Berg.

Para de buscar el secreto de la inmortalidad.

Ya existe.

Los átomos son inmortales y nosotros somos hechos de átomos.

Así es, nuestros átomos, los mismísimos elementos que construyen nuestros ser, no tienen fin, son eternos e inmortales.

 

“Los átomos son la única parte del Universo que viven para siempre.”

-Dr. Peter Douglas Ward

(Profesor de Ciencias Geológicas, Universidad de Washington)

 

“Cuando morimos nuestros átomos se desmontarán e irán a encontrar nuevos usos en otras partes – como parte de una hoja o de otro ser humano o como una gota de rocío. Los átomos, sin embargo, continúan prácticamente para siempre.”

– Bill Bryson

(Una Breve Historia de Todo)

 

“Los átomos viven esencialmente para siempre. El hidrógeno en un vaso de agua tiene más de 13 billones de años. Los átomos son inmortales en el sentido que viven más que todas las cosas. La mayoría de los átomos en el universo fueron hechos durante el Big Bang. Los que son más pesados que el helio fueron hechos dentro de estrellas.”

-Dr. Donald Brownlee

(Profesor de Astronomía, Universidad de Washington)

 

“Ninguna criatura viva es inmortal, pero los átomos nunca ‘mueren’. En vez, ellos existen ad infinitum como átomos solitarios, o como componentes de una única molécula, o se mueven entre un sin número de moléculas a lo largo de muchos eones.”

– Profesor Robert J. Brooker

 

“Las moléculas pueden ser convertidas o descompuestas por procesos químicos; pero los átomos son para siempre. En una reacción química, la materia – a nivel de átomos individuales- siempre está justificada.”

– La Sociedad Americana de Química

 

Entonces, ¿cuál es el problema? ¿Por qué los cementerios están llenos con los cuerpos de nuestros seres queridos y personas de generaciones desde hace mucho tiempo?

El problema y la causa de la muerte está en el “espacio” que está entre nuestros átomos inmortales. Este espacio quiebra sus uniones, causando que las formas que los átomos producen desaparezcan (muerte). Ves, aunque los átomos son inmortales y para siempre, las formas que los átomos producen son temporales. Las formas mueren, pero los componentes individuales que las construyeron viven para siempre.

La clave para la existencia inmortal no está en aprender cómo mantener un átomo inmortal. Ya lo es. La clave es entender cómo mantener la misma forma (cuerpo) junta para siempre. Porque sí la forma permanece, durará para siempre porque los mismísimos componentes de la forma ya son inmortales.

Entonces el secreto a la inmortalidad biológica son las relaciones y uniones entre los componentes básicos inmortales.

Lo que nos lleva a la pregunta: ¿Cómo puedes mantener juntas las formas ?

Lo conseguimos previniendo que el espacio interfiera entre nuestros átomos. El espacio es lo que permite que un rompecabezas se quiebre y se riegue en un caos total. Retire el espacio y el rompecabezas se junta otra vez.

Examinemos esta idea con un poco más de profundidad.

La ciencia está alcanzando a la Kabbalah al darse cuenta que toda la realidad está compuesta por conciencia. Inclusive los átomos son compuestos de “partículas” o “ondas” de conciencia. El mismo Einstein se sentía perplejo por la idea que un electrón podía ser ambos: una partícula y una onda. Pero esta onda es en realidad una onda de conciencia, esta verdad aún no ha sido aceptada universalmente o entendida. Sólo unos pocos científicos, aunque, los más inteligentes del siglo XX, fueron capaces de tener el valor y entendimiento para aceptar esta verdad.

Ésta es la pieza que falta en la física la cual llevará a una Gran Teoría Unificada.

Los mismos fundadores de la física cuántica, científicos como Sir Arthur Eddington, Max Planck y otros , estaban convencidos que la conciencia es la verdadera realidad y que toda la materia de hecho emerge de la conciencia.

“Veo a la conciencia como fundamental. Veo a la materia como un derivado de la conciencia.”

-Físico Max Planck

“El universo es de la naturaleza de un pensamiento o sensación en una Mente universal…Las cosas del mundo son cosas de la mente”

-Físico Sir Arthur Eddington

 

“El universo se parece cada vez más a un gran pensamiento y no una gran máquina.”

-Físico Sir James Jeans

 

El universo físico es un gran pensamiento de acuerdo con el Zóhar. Se llama El Pensamiento de la Creación, y significa que la Mente Divina, la mismísima Conciencia del Creador, permea toda la realidad como olas en el mar. ¡Esto es exactamente lo que el Zóhar dice! Y esto es exactamente lo que la ciencia también nos dice sobre la verdadera naturaleza de los electrones, fotones y toda la materia. La materia no sólo está compuesta de diminutas partículas subatómicas – como diminutas bolas de ping pong en órbita. La materia también tiene propiedades profundas parecidas a ondas que se extienden por todo el universo. Así es, la física ahora nos dice que toda la materia también está compuesta por ondas. Y no tiene idea por qué es así, o qué significa, o por qué esas ondas se sienten como materia sólida de acuerdo con nuestros cinco sentidos. Kabbalah lo sabe.

Estas ondas son ondas de conciencia. Son las ondas cerebrales de Dios mismo, trayendo a la existencia todo el cosmos.

La única cosa que los seres humanos tienen que hacer para alcanzar una existencia inmortal y realizar el potencial completo del Pensamiento de la Creación – el cual sólo trata del placer infinito y el paraíso para la humanidad – es traer nuestra propia onda de conciencia a este mundo construyendo relaciones con nuestro prójimo en este mar de humanidad llamado planeta tierra.

El espacio es en realidad una forma de conciencia. El espacio es la razón por la cual nuestros átomos dejan de unirse. El espacio es lo que los separa y les permite permanecer separados.

¿Qué tipo de conciencia es ese espacio?

El ego.

El ego es el culpable y asesino del hombre.

A la medida en que transformamos la conciencia egoísta y egocéntrica a una que respeta, cuida y acoge a nuestros amigos y susodichos enemigos, construyendo uniones con nuestro prójimo, en ese momento es cuando nuestros átomos eternos se mantendrán unidos para siempre.

Así es como se comporta nuestra conciencia, se comportan nuestros átomos y el estado del mundo.

Conciencia de ego, la cual crea espacio entre nosotros y el prójimo, automáticamente crea espacio entre los átomos de nuestro cuerpo, creando vejez y decadencia. Por esto el Kabbalista Rav Berg dice, “Todo es sobre la conciencia.”

Nos tenemos que dar cuenta de esto.

El propósito de la Kabbalah es transformar nuestra conciencia y retirar el interés propio para poder amar para siempre y vivir para siempre.

Es así de sencillo.

Pero no es fácil.

QB_spa_45

Billy Philips

Billy Phillips es estudiante del Kabbalista Rav berg y Karen Berg desde 1989. Ha tenido el papel decisivo de ayudar a que la Kabbalah sea accesible a las masas, trabajando en proyectos tanto privados como públicos bajo la guía del Kabbalista Rav Berg. Ha ofrecido conferencias acerca de una variedad de temas, siendo el más notable la profunda conexión entre Kabbalah, el Cristianismo, el Islam y el mundo de la Ciencia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>