PENSAMIENTOS SOBRE SIRIA Y OBAMA

Es raro que comparta comentarios sobre política.Sin embargo, creo que debemos voltear a ver al mundo de la política y gobierno sólo por un momento para entender por qué tantos partidarios de Obama se encuentran desilusionados con sus políticas con respecto a Siria,la Bahía de Guantánamo, aviones no tripulados  y muchos otros asuntos que parecen ser un reflejo exacto de las políticas de su antecesor, George Bush.

Hace unos días recibí la pregunta de un caballero en Israel indagando si sabía que tendría que decir el Kabbalista Rav Berg respecto a la posición de EEUU sobre Siria. Le ofrecí una llana respuesta a este caballero que básicamente implica lo siguiente:

La posición del Rav es siempre la paz, la dignidad humana y la Luz. La Kabbalah y El Rav no lidian con asuntos  físicos del 1%. La guerra y el conflicto sólo añaden oscuridad a la oscuridad.  Debemos llevar Luz a la oscuridad. Así que los kabbalistas trabajan a nivel de lo espiritual y del Reino de la Conciencia usando herramientas de Luz, Amor y Dignidad mientras que el resto de la humanidad trabaja a nivel de lo físico.

La mayoría de los estudiantes del Centro de Kabbalah ya saben esto. Recuerdo que una vez el Rav me contó una historia sobre cómo un periodista una vez le pregunto que qué pasaría y cómo se vería Israel si el Rav fuese electo Primer Ministro de Israel. La respuesta del Rav fue simple pero muy profunda. El Rav dijo, “El día que los israelíes estén listos y preparados para elegir a alguien como yo como Primer Ministro, Israel ya no necesitará un Primer Ministro.

Entonces, ¿Por qué es que Obama y otros líderes políticos aparentemente bien intencionados constantemente rompen sus promesas de campaña, cambian su agenda y revierten sus políticas una vez que están en el poder?

El Zóhar explica que la fuerza negativa a la que llamamos Oponente tiene control total sobre las instituciones políticas y religiosas. Por diseño, así es como se determinó que fuera el mundo.

Así que,  sin importar que tan moral, magnánima y honorable sea la ideología de un candidato político, una vez en el poder, cae bajo el dominio absoluto de un campo de conciencia distinto, una conciencia que encarna al Oponente – la negativa y oscura fuerza del interés propio cuya agenda es el conflicto y la oscuridad.

Así es como funciona:

De acuerdo con Rav Ashlag y el Zóhar, el mundo es un reflejo del individuo humano, específicamente del Israelita (quién o qué es un Israelita va más allá del alcance de este artículo).

Tal hombre está compuesto de dos fuerzas de conciencia – el cuerpo y el alma. Al cuerpo (ego) se le da el dominio total y mando sobre nuestra alma cuando entramos a este mundo. Nuestra tarea en la vida es usar las herramientas de la Kabbalah para transformar la conciencia en extremo reticente del interés personal del cuerpo a una conciencia que encarne a la voluntad del alma, que se trata de dignidad humana, bondad incondicional y a lo que los antiguos Kabbalistas Rabí Akivá y Jesús se refieren con “Ama a tu prójimo”.

El mundo refleja esta relación. Todas las naciones del mundo son el cuerpo y sus varios órganos. Los Israelitas son el alma de la humanidad.

Cuando Israelita individual permite que el interés personal y la conciencia del cuerpo gobiernen sobre el alma, el mundo refleja esta relación y las otras naciones gobernarán sobre los Israelitas. Esta conciencia sacará lo peor de las otras naciones causando que su conciencia material gobierne sobre sus propias almas y eso hará que la fuerza oscura de la conciencia se encuentre en puestos del gobierno y poder religioso.

Cuando los Israelitas se transformen y pongan las necesidades del prójimo antes que las propias, cuando utilicen sus talentos, ambiciones y energía para llevar luz y bendiciones a otras naciones, habrán alcanzado perfecta armonía entre el alma y el cuerpo. En términos Kabbalísticos, el deseo de recibir para uno mismo se habrá transformado en deseo de recibir para compartir. Armonía perfecta. En otras palabras, no estamos aquí para destruir nuestro ego sino más bien estamos aquí para domarlo, nulificarlo y entonces transformarlo para que esté al servicio del alma y de toda la humanidad – en lugar de a uno mismo.

Cuando se dé este cambio profundo de conciencia, súbitamente la nación Israelita lograrrá la armonía con las otras naciones del mundo. Sacaremos lo mejor de todas las personas.

Por ende, de la misma forma en que se la dá dominio a nuestro cuerpo sobre el alma para darnos la oportunidad de transformarla, a los regímenes políticos de todas las naciones se les dá poder de gobernar a los Israelitas y a todas las buenas personas en todas las naciones del mundo. Dicho de manera simple, el ego y el interés personal radical extremo estan a la orden del día y esto es lo que causa todos los conflictos, desconfianza y guerra entre las naciones.

Definitivamente la única manera de cambiar el rumbo de la historia de la humanidad es dejar de esperar a que llegue un mesías político a cambiar el mundo. No va a suceder. Por diseño, cuando un individuo está en el poder se somete a la voluntad del oponente.

Debatir sobre uno u otro partido político, discutir los méritos de un candidato por sobre otro, es sucumbir a las manipulaciones de nuestro oponente. A él le gusta poner a ambos lados en contra de la parte media para que nunca dediquemos un sólo momento de nuestras vidas en ver al verdadero enemigo – ¡El adversario interior!

Debemos lograr una masa crítica de personas que tenga las agallas, el coraje, la sabiduría y la determinación para ganar la batalla interna y transformarse.  Entonces los gobiernos del mundo se transformarán como efecto de esta cambio vital.

Cuando alguien sangra, deben haber primeros auxilios para cuidar de este individuo. De manera que necesitamos cuidar de la realidad física del 1% también. Sin embargo, también necesitamos de los primeros auxilios que respondan a la oscuridad en el 99%. Necesitamos pelear y ayudar en ambos niveles.

obamaEl verdadero Israelita es el que acepta el camino Kabbalístico de la Torá como el arma más poderosa y de la más alta tecnología para librar la batalla espiritual interna.

A la mayoría de las personas no les corresponde librar esta guerra y por lo tanto ellos verían tal camino como una solución no realista para quitar el dolor de nuestro mundo. Eso es porque su trabajo es mejorar el mundo y ayudar en el 1%.

Sin embargo para aquellos de nosotros cuyo destino es abrazar la verdadera sabiduría de la Kabbalah y pelear contra el verdadero Oponente, esta sabiduría y estrategia toca un nervio sensible dentro de nosotros y resuena con nuestra alma.

Desde una perspectiva Kabbalística, Obama, Bush, Putin y Assad no son el problema.

Yo soy el problema.

En Kabbalah sabemos que el ego, junto con las palabras “Mí” y “Yo” deben ser ignoradas a toda costa. En otras palabras, no debemos hacer que nuestras vidas giren alrededor del  “Yo”.

Sin embargo, hay un único momento cuando debemos usar la palabra “Yo” y “Mí”.

Es cuando buscamos responsables y pedir una rendición de cuentas a los verdaderos culpables de la oscuridad del mundo.

Billy Philips

Billy Phillips es estudiante del Kabbalista Rav berg y Karen Berg desde 1989. Ha tenido el papel decisivo de ayudar a que la Kabbalah sea accesible a las masas, trabajando en proyectos tanto privados como públicos bajo la guía del Kabbalista Rav Berg. Ha ofrecido conferencias acerca de una variedad de temas, siendo el más notable la profunda conexión entre Kabbalah, el Cristianismo, el Islam y el mundo de la Ciencia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>