EBOLA Y LA KABBALAH

Ebola_virus_virion-720x340

La verdadera realidad es el reino de la conciencia pura. Es un reino mucho más auténtico que este mundo, pero por supuesto, no podemos captarlo mientras existimos en este reino bajo la influencia de nuestro ego.

Nuestro mundo es ilusorio es meramente conciencia vestida con  prendas físicas. Puede haber diferentes “estilos” de ropa tal vez, pero la misma fuerza de conciencia yace debajo de la prenda. No nos equivoquemos.

Por ejemplo, la conciencia negativa puede manifestarse como una enfermedad física causada por algunas bacterias o virus específicos. O podría manifestarse como un gobierno o movimiento político corrupto o un grupo de extremistas religiosos violentos. Todo ello causa dolor, oscuridad y  tristeza a la humanidad.

Alimentamos el reino de la conciencia negativa con cada acto de interés propio y con cada reactividad. Cuanto más reactivos y egoístas somos mayor será nuestra influencia en las fuerzas turbulentas de la conciencia negativa que impregnan e influencian nuestro mundo.

A medida que la humanidad continúa con su actitud egoísta, las fuerzas negativas se intensifican y la oscuridad se expande, ejerciendo mayor influencia sobre nosotros. Esto causa un comportamiento aún más reactivo y egocéntrico, lo que alimenta todavía más las fuerzas oscuras.

De repente, vemos desarrollarse un patrón.

De repente, aparece el  virus de Ébola y su destructividad es indescriptible en comparación con los virus anteriores.

De repente aparece ISIS y su destructividad es indescriptible comparado con organizaciones terroristas anteriores.

No nos confundamos, debajo de ISIS y el Ébola está la conciencia negativa al grado más alto causado por las acciones negativas colectivas de la humanidad. Tú. Usted. Todos los que  conocemos.

Este “virus” de conciencia negativa puede manifestarse también como una guerra cibernética o una crisis en el sistema financiero o la enfermedad en la cual se ha tornado nuestro sistema climático global.

Ropa diferente, pero la misma causa subyacente: la negatividad y el egoísmo y la intolerancia de un ser humano a otro.

Si continuamos así, el próximo virus será peor que el Ébola, y el siguiente grupo de extremistas religiosos y terroristas será aún peor queISIS.

¿Lo entiendes?

Las cosas van a seguir en un espiral descendente  en todos los frentes, hasta que finalmente nos despertemos y aprendamos nuestra lección.

La vida no se trata de cuan famosos lleguemos a ser. La vida no se trata de celebridades y del consumismo y de lo popular que somos.

La vida es acerca de tratar a los demás con dignidad, aprendiendo a superar la influencia del ego. Cuando logremos eso, entonces alcanzaremos todos nuestros sueños y lograremos alcanzar un reino de placer y trascendencia que inimaginable para la existencia humana.

Pero por supuesto, el papel y el propósito del ego es invitar al cinismo y encender el escepticismo sobre el papel fundamental de la conciencia y de las otras verdades que se presentan aquí.

Esa es la forma en que ejercemos el libre albedrío y ganamos así el mundo exaltado que nos espera aquí en la tierra.

Este último brote de Ébola y la violencia de ISIS es una advertencia.

O destruimos la influencia del ego o los virus y los extremistas y la guerra y el tiempo destruirán gran parte de la humanidad.

Todo comienza y termina con la conciencia.

Sólo el Zóhar eleva nuestra conciencia.

Sólo Kabbalah nos da las herramientas y la tecnología para traer luz a la oscuridad y para empoderar a todos los pueblos de todas las religiones con esta Luz y conciencia positiva para que esta infusión de Luz sofoque la oscuridad, apagándola finalmente y de una vez por todas.

Billy Philips

Billy Phillips es estudiante del Kabbalista Rav berg y Karen Berg desde 1989. Ha tenido el papel decisivo de ayudar a que la Kabbalah sea accesible a las masas, trabajando en proyectos tanto privados como públicos bajo la guía del Kabbalista Rav Berg. Ha ofrecido conferencias acerca de una variedad de temas, siendo el más notable la profunda conexión entre Kabbalah, el Cristianismo, el Islam y el mundo de la Ciencia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>