LA MECA Y LA KABBALAH

La porción de la Torá conocida como Vayerá se refiere al famoso incidente de la historia donde Abraham ata a su hijo Isaac en un intento de matarlo en un acto de sacrificio. Hay ahí una sutil conexión con el mundo del Islam en esta lectura específica de la Torá.

En primer lugar, según la Kabbalah, la historia es realmente acerca de cómo debemos aprender a atar y sacrificar nuestro propio ego a fin de servir mejor a nuestro prójimo a través de la voluntad de nuestra alma. Abraham representa la bondad de nuestra alma. Isaac es el código referente a nuestro ego, el interés propio que debemos atar y masacrar para que podamos amar a nuestro prójimo incondicionalmente.

Echemos un breve vistazo al mundo islámico en el que vamos a encontrar una similitud curiosa con el camino de la Kabbalah.

En la Ciudad Santa musulmana de La Meca se encuentra uno de los santuarios más sagrados del Islam.

Se llama la Ka’bah.

Miles de musulmanes dan la vuelta alrededor de ella todos los días y millones de musulmanes voltean hacia la Meca para decir sus oraciones cinco veces al día.

La Ka’bah es un cubo negro.

El Tefilín (filacterias) utilizados cada día por los Hijos de Israel  también es un cubo negro.

kaba1_spanish

La Kabbalah explica que envolvemos el tefilín alrededor de nuestro brazo izquierdo siete veces, en sentido contrario a las manecillas del reloj, para atar y debilitar nuestro ego y deseo negativo.

El Zóhar explica que este es el secreto detrás de Abraham atando de su hijo Isaac. Cada uno de nosotros estamos obligados a sacrificar nuestro ego en aras de compartir con los demás. El Tefilín actúa  como una antena que atrae la poderosa fuerza espiritual que anula y sacrifica la influencia de nuestra naturaleza egoísta y del desagradable ego. El 99% de los Judíos no tienen ni idea que es por eso que nos atamos el Tefillin a nuestro brazo izquierdo. Usamos el brazo izquierdo ya que la izquierda connota nuestro ego y lo negativo (Isaac) y la derecha se refiere al alma y a lo positivo (Abraham).

Cada año, los musulmanes van en peregrinación (Hajj) a caminar alrededor de la Kaaba en la Meca en sentido contrario a las agujas del reloj, siete veces. Esto es exactamente como envolvemos y atamos a nosotros el tefilín – en sentido contrario a las agujas del reloj, siete veces.

El propósito de la peregrinación para los musulmanes es conectar al mismo evento de  Abraham y la atadura de Isaac (los musulmanes relacionan esto a Abraham y la atadura de su hijo Ismael).

La conexión es profunda. Sólo Kabbalah explica el propósito espiritual verdadero.

Tal vez es por eso que se conoce a la Ka’bah en La Meca como la Casa de Alá.

Kaaba y Alá, como sabemos, forman la palabra  Kabbalah.

¡Este extraordinario secreto acerca de la similitud entre el Hajj, el Tefilín y la Ka’bah estuvo justo frente a nuestros ojos todo el tiempo!

Otro punto interesante es los Ashkenazis comenzaron a atarse el Tefilín en el sentido horario en vez de contra reloj –  y por ende la conexión entre el Tefilín y la Kaaba no era tan evidente.

Sólo los sefardíes (las personas que siempre abrazaron el Zóhar y a la Kabbalah) continuaron la técnica de envolver la correas en sentido antihorario.

Esta conexión con la Kabbalah es una de las razones espirituales por la que los sefardíes fueron protegidos por los musulmanes a través de la historia, sobre todo en Marruecos durante el Holocausto.

Cualquier persona es considerada Sefardí en el momento en que abraza el camino de la Kabbalah y del Zóhar.

En otras palabras, esta protección pertenece a todos.

Registra tu email para mantenerte informado de las más recientes noticias del curso de "Jesús y la Kabbalah".

Billy Philips

Billy Phillips es estudiante del Kabbalista Rav berg y Karen Berg desde 1989. Ha tenido el papel decisivo de ayudar a que la Kabbalah sea accesible a las masas, trabajando en proyectos tanto privados como públicos bajo la guía del Kabbalista Rav Berg. Ha ofrecido conferencias acerca de una variedad de temas, siendo el más notable la profunda conexión entre Kabbalah, el Cristianismo, el Islam y el mundo de la Ciencia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

1 Response

  1. esteban dice:

    Que interesante y que increible estas coincidencias por asi decirlo, siemore supe que tenian relacion ciertas cosas del islam…. Sobre todo la relacion entre los padres de cada una Avraham e isaac e ibrahim e ismael 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*