MAFIA PARTE 2

Terry-feature-720x340

A continuación, la segunda parte de la historia del milagro de la Mafia de Shimon Sarfati y Terry Aboujedid.

Unos meses después del incidente con Moshe y el compañero árabe (véase el artículo de la Mafia árabe y el Zóhar), mi hermano me llama por teléfono. “Terry puedes venir a la oficina ahora”, dijo. Había tensión en su voz. Le pregunté ¿por qué?. Dijo que alguien estaba en su oficina y que me necesitaba allí ahora mismo. Eso fue todo lo que dijo. Sabía que había un problema, así que fui.

Cuando llegué, había un hombre enorme en la oficina. Vestía un abrigo largo. Este hombre vino a nuestra oficina exigiendo que le devolviesen el dinero a su jefe. Mi hermano no tenía ni idea de qué estaba hablando. Pedía que le devolviesen 70 mil euros. Luego le da a mi hermano una copia de un cheque que no había sido procesado por el banco. Entonces me di cuenta qué había sucedido. Dos semanas antes, nuestro banco llamó avisando que se presentó un cheque por cinco mil euros de mi cuenta, pero el director del banco no reconoció la firma. No era mi firma ni la de mi hermano. Le dije al banco que nunca habíamos escrito ese cheque.

El banco investigó y descubrimos que perdimos tres cheques. Un cheque se había cobrado por 5 mil euros. Un segundo cheque se había pagado por otros 5 mil euros. Pero cuando un cheque llegó por 70 mil euros, el banco se había negado a pagarlo. Habían pasado dos semanas y no habíamos escuchado ni una palabra del banco. Ahora, dos semanas más tarde, está este enorme hombre en nuestra oficina con una copia del cheque y queriendo cobrar.

Terry-Aboujedid

Le expliqué que nunca habíamos escrito el cheque y que no podíamos pagarlo. Luego él dijo: “¿no quiere pagar?”, “yo no puedo pagarlo, por favor déjame conocer a su jefe”, le contesté. Sonrió y dijo: “¿Quieres conocer a mi jefe? Bien”. Me dijo que haría los arreglos para que me encontrara con él más tarde esa noche”.

Se trataba de la mafia turca.

Llamé a mi abogado. Mi abogado dijo que evidentemente no había manera que pudiera ir al encuentro  del jefe. Así que llamé al chico y le dije que no podía hacerlo, y que no quería hablar con él nunca más. “Bueno, vamos a ver qué pasa”,  dijo y colgó el teléfono. Ahora estábamos muy asustados.

A la mañana siguiente, Moshe me llamó – el mismo Moshe de la historia anterior. “¿Cuál es tu problema con la mafia turca?”, me preguntó. Yo le dije: “Yo no tengo problemas.” Él me dijo que sí tenía. El jefe turco lo había llamado y le había dado el trabajo de cobrar un dinero.¡El trabajo le fue encargado a Moshe! Moshe ve mi nombre y le dice al jefe de Turquía: “¿Estás loco? ¡Esta es mi familia! No lo toque”.

Fue milagro. De todas las personas que llaman, le llaman a él.

Esto se vuelve más sorprendente. Al día siguiente, el jefe de la mafia árabe me llamó. El que tenía el Zóhar y se hizo amigo de Moshe. “¿Cuál es tu problema con los turcos?”, me dijo. Lo habían llamado para poner a alguien a cobrar el dinero. Así que el jefe árabe dijo: “Ésta es mi familia, no lo toque.”

Esto fue el final. Había dado Zóhars a las dos personas que llamaron. Entonces me di cuenta, yo no hice ningún favor cuando le di a cada uno un Zóhar.

Fue para mí.

Cuando le das un Zóhar a alguien, en realidad ¡te estás ayudando a ti mismo!

Hablé con Moshe unas semanas antes de la Pascua de 2011. Era la primera vez que hablábamos en aproximadamente dos años. Me llamó para ver cómo estaba. Me dijo que está compartiendo Zóhars con mucha gente.

Billy Philips

Billy Phillips es estudiante del Kabbalista Rav berg y Karen Berg desde 1989. Ha tenido el papel decisivo de ayudar a que la Kabbalah sea accesible a las masas, trabajando en proyectos tanto privados como públicos bajo la guía del Kabbalista Rav Berg. Ha ofrecido conferencias acerca de una variedad de temas, siendo el más notable la profunda conexión entre Kabbalah, el Cristianismo, el Islam y el mundo de la Ciencia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>