[parte 28] Todo lo que querías saber acerca de la vida

He aquí. Pequeños bocados de sabiduría tan profundos como simples, breves y dulces. Esta es la sabiduría de los siglos, la más antigua sabiduría de la tierra. La sabiduría que no solo te vuelve más informado, sino que también eleva el alma y nuestra conciencia, lo que nos hace más puros, nítidos, iluminados y profundamente satisfechos.

Aquí vamos:

1. La manera en la que debilitamos el poder de la gente negativa del mundo, es debilitando nuestro propio ego y amando incondicionalmente- incluso a nuestros enemigos. Es la influencia del ego la que nos hace apuntar el dedo de la acusación hacia el mundo exterior y la gente negativa. El hecho de que no nos agrade un político, presidente, primer ministro, rey, reina, un líder de negocios o a cualquier persona, significa que hay algo en nuestro propio carácter que está gobernado por la fuerza egocéntrica y que debemos retirar para cambiar al mundo. Punto. Cuando nos encontramos quejándonos acerca del mundo, estamos en modo de acusación y estamos atrasando la transformación de nuestro mundo.

Esta es la manera en la que los estudiantes de Kabbalah y los verdaderos Israelitas activan el cambio global. El resdo del mundo debe batallar con los efectos, el mundo del uno porciento , a través del activismo, la revolución y la guerra. Pero su éxito también está determinado por nuestro propio cambio. Mientras más sangrientas sean las transformaciones mundiales, más débiles habrán sido nuestros esfuerzos por retirar nuestro ego. Cuando una revolución es relativamente pacífica, como la caída del Muro de Berlín y el colapso de la Unión Soviética, significa que nuestro esfuerzo para lograr el cambio interno fue más fuerte. Si suficiente gente asume el sendero de Kabbalah, el mundo logrará un cambio hacia el paraíso a través de la misericordia y la afabilidad– no la guerra, la enfermedad y el dolor.

2. Cada noche, no debemos sentirnos responsables si el Mesías no llega hoy, pero debemos aceptar la responsabilidad completa si el Mesías no llega mañana.

3. ¿Otro gran fraude perpetuado sobre la humanidad? Que la muerte y los impuestos son absolutamente seguros. Los impuestos, sí. La muerte, no. La muerte de la muerte es nuestro verdadero destino. Nuestro ego, la causa de la muerte, es lo que nos hace totalmente cínicos ante la idea de que la muerte puede llegar a su fin. Nuestro escepticismo y duda son el mecanismo de supervivencia de la muerte.

Billy Philips

Billy Phillips es estudiante del Kabbalista Rav berg y Karen Berg desde 1989. Ha tenido el papel decisivo de ayudar a que la Kabbalah sea accesible a las masas, trabajando en proyectos tanto privados como públicos bajo la guía del Kabbalista Rav Berg. Ha ofrecido conferencias acerca de una variedad de temas, siendo el más notable la profunda conexión entre Kabbalah, el Cristianismo, el Islam y el mundo de la Ciencia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*