¿Qué es el ego?

Según la Kabbalah, probablemente el ego humanos es el fenómeno menos entendido y sin embargo, es el más importante. En lugar de entrar a una larga disertación sobre las dinámicas del ego, escuchemos a la voz del ego con la intención de entender el juego que juega.

EL EGO DICE:

No puedo equivocarme

No puedo hacer nada bien

Nunca puedo perder.

Nunca puedo ganar.

Soy lo mejor.

Soy lo peor.

Todos me aman.

Todos me odian.

Soy la persona más importante en el mundo.

Soy nada, la persona menos importante en la Tierra.

El ego humano vive en ambos extremos del espectro.

Entonces, ¿Cómo nos elevamos por encima de las influencias de nuestro ego para alcanzar la felicidad verdadera?

¿Cómo identificamos y comprendemos las dinámicas del ego?

EL PODER DE LA RESISTENCIA

Han habido ciertos momentos épicos en la historia en los que la Kabbalah hizo un profundo cambio en términos de entender su propia sabiduría. El primero fue la revelación del Zóhar por Rav Shimon Bar Yochai: la primera vez que la Kabbalah se escribió en un manuscrito.

El siguiente momento de transformación llegó cuando el Kabbalista Rav Isaac Luria descifró y organizó el Zohar, unos 1500 años después que Rav Shimon. Antes de Rav Isaac Luria habían pocas escuelas del “pensar” sobre el significado del Zohar. Gracias a Isaac Luria, emergió una mejor comprensión de la Kabbalah.

El siguiente momento trascendente ocurrió en el siglo XX..

El Kabbalista Rav Berg extrajo el concepto más asombroso de toda la Kabbalah, el cual se encuentra en el corazón de la creación de nuestro Universo  y en el verdadero significado de nuestra existencia. El Rav reveló el concepto más estremecedor en toda la historia de la humanidad.

El concepto se llama Resistencia o Restricción.

Ambas, tanto la luz Física como la Luz espiritual, no pueden encenderse en este universo sin una resistencia.

En un principio, la vasija (es decir nosotros, las almas de la humanidad) resistió la Luz del Paraíso que fluía a desde el Creador. Nosotros rechazamos la Luz para tener la oportunidad de revelarla a través de nuestro propio esfuerzo. Nosotros queríamos convertirnos en la causa en lugar de ser sólo el efecto.

Cuando la vasija rechazó la Luz, provocó el Big Bang, -la creación del espacio y el tiempo-, el escenario en el cual nosotros, las almas de la humanidad, podemos ser la causa de la Luz que recibimos.

Desde ese momento la luz solar, la luz de las estrellas, la luz eléctrica y la Luz espiritual no pueden ser reveladas a menos que exista, resistencia.

CÓMO FUNCIONA

El Universo resiste automáticamente. Como Rav Berg explica, la resistencia se construye dentro de la fábrica del Universo. Por ejemplo, cuando la luz solar viaja a través de espacio vacío, el espacio aún se encuentra totalmente negro, incluso con luz solar presente ¿Por qué? La luz solar sólo brilla cuando choca con un objeto físico y el objeto refracta -resiste- los rayos de luz. En el momento de la resistencia/refracción, la luz solar brilla.

El espacio es negro porque en el vacío no ocurre resistencia..

La Tierra se ilumina porque nuestra atmósfera y el mundo físico resisten la luz solar haciéndola brillar

Asegúrate de comprender bien este concepto.

La misma regla aplica con la Luz espiritual. Debemos resistir la luz directa que desea nuestro ego, y al hacerlo, encendemos luz espiritual duradera.

Debemos resistir las influencias de nuestro ego. Punto.

Si nuestro ego recibe la Luz directamente, eventualmente nuestras vidas terminaran oscuras y llenas de desesperanza, de la misma forma que el vacío del espacio permanece totalmente negro cuando recibe directamente la luz solar.

¿Por qué?

Rav Berg explica que cuando recibimos directamente la Luz (también conocida como gratificación del ego), el “Big Bang” se repite nuevamente en nuestras vidas. Esto sucede automáticamente. Cuando recibimos Luz directa -lo cual simplemente significa reaccionar a todo- la vasija automáticamente resiste la Luz porque recibirla directamente viola la razón de nuestra existencia. La restricción original se producirá sucederá nuevamente en algún momento del futuro y ESO es por qué la gratificación momentánea, inmediata e instantánea nos dirige hacia un futuro de caos y oscuridad.

La Luz que recibimos directamente eventualmente se esfumará. Esa es una Ley inquebrantable de nuestro Universo..

DynamiteSin embargo, el ego nos engañará brindándonos Luz temporal. Este es la precipitación y la energía que sentimos cuando comemos comida chatarra, explotamos con enojo o cualquier otra reacción humana en la que una situación externa, -ya sea una persona o un evento-, hace que reaccionemos.

Pero esa Luz es como una barra de dinamita encendida.

El destello de un fusible encendido deslumbra nuestros ojos. Sin embargo, esos destellos tienen una duración determinada (la mecha encendida y el fusible). Una vez que la mecha se quema, hay una explosión en nuestras vidas y el resultado es la oscuridad y el dolor. ¡Ay!

Ese fusible se llama tiempo.

El tiempo retrasa las consecuencias de nuestras acciones, del mismo modo que un fusil retrasa la explosión.

Esto tiene como propósito el libre albedrío.

La fuerza llamada ego, o el Oponente, nos da barras de dinamita a lo largo de todo el día.

Todo lo que tenemos que hacer es resistirnos a recibirlas, pero eso es más fácil decirlo que hacerlo.

Para generar Luz perdurable, debemos resistir la Luz directa -gratificación del ego- y entonces habrá un dolor momentáneo en el ego, pero la satisfacción plena y la Luz de alegría y buena fortuna a largo plazo.

El Rav nos dio este poder.

Aunque el ego te diga que eres un genio o un tonto, la idea es resistir los impulsos y pensamientos reactivos. No engancharse preguntándote como el ego te puede hacer sentir un súper humano o un súper perdedor. La idea es concentrarnos en las reacciones.

Recuerda, el ego carga tu autoestima hasta que se llena de absoluta arrogancia. Y también baja nuestra autoestima hasta que alcanza el reino de la depresión. El común denominador es la reacción. En ambos casos, estamos reaccionando al ego.

Rav Berg dice, la reacción es nuestro enemigo.

La psicología barata y superchería analítica hay que dejarla de lado cuando se trata del comportamiento humano. Lo único que necesitamos saber es que tenemos que detener nuestras reacciones.

UNA TEORÍA DE RELATIVIDAD

Las reacciones son relativas a cada persona. Por ejemplo, la reacción de una persona es gritar cuando la confrontas con otro punto de vista. La reacción de otra persona es asustarse y guardar silencio.La restricción para el gritón significa simplemente, callarse; la restricción para la persona asustada es hablar fuerte y claro..

Aquí tenemos dos opuestos comportamientos proactivos, pero ambos están basados y fundamentados en la resistencia. ¿Lo captan?

El mundo externo a nuestro alrededor es meramente un detonador, que incita nuestras reacciones, para que tengamos la oportunidad de resistir y transformarnos.

UN ENTENDIMIENTO PROFUNDO

En otro nivel de entendimiento, la razón por lo que estamos separados de la Luz es por nuestra naturaleza opuesta. Rav Aslag nos enseña que hay una Ley de repulsión que opera en nuestro mundo. Cuando dos entidades espirituales son diferentes la una de la otra, una fuerza de repulsión las repele y crea espacio. Mientras menos similares sean estas entidades, mayor será la repulsión y espacio entre ellas.

Bienvenido al planeta Tierra.

La Luz es la causa.

Nosotros somos el efecto.

Esto es un estado mental y de conciencia opuesto, entonces nos encontramos en un estado de existencia opuesto. En lugar de Luz, hay oscuridad. En lugar de existencia inmortal, hay muerte. En lugar de felicidad, hay tristeza. Esto sucede por nuestro estado de conciencia opuesto. Ser el efecto. Ser reactivos.

El camino a casa, es emular e imitar a la Luz.

¿Qué hace la Luz cuando uno llega a la esencia de la creación?

La Luz creó una vasija, el deseo de recibir la Luz.

De acuerdo al Zohar y todos los kabbalistas, esta es la única creación que tuvo lugar alguna vez. Todo lo demás ya estaba contenido en la Luz. Toda la felicidad, conocimiento, placer, alegría, etc., ya existían, y siempre existirán en el reino de la Luz.

Lo único que la Luz no poseía era el deseo de recibir.

¿Por qué?

Por que Luz es todo.

La Luz es todo lo que existe.

La Luz es la totalidad de la realidad.

No hay nadie de quien la Luz pueda recibir, y no hay nada que la Luz pueda recibir, porque la Luz lo contiene todo.

Entonces, la Luz creó la vasija, el deseo de recibir a partir de la nada. Es decir, tu y yo

Esta es la única creación que ocurrió alguna vez en la historia, en este mundo y en la realidad verdadera. Todo lo demás es simplemente una rama que emana de una existencia que ha estado allí siempre.

Cuando una situación genera una reacción en nosotros, indica que tenemos un deseo de recibir. La reacción y el deseo de recibir son sinónimos.

For instance, someone hurts us and our reaction is anger or sadness. This is a desire to receive.

Por ejemplo, alguien nos lastima y nuestra reacción es enojo o tristeza. Esto es deseo de recibir.

Cuando vemos un Mercedes Benz nuevo, un asombroso par de zapatos Ferragamo, un irresistible plato de comida chatarra o una persona extremadamente atractiva, se enciende nuestro ego -deseo de recibir- y queremos experimentar el placer. ¡Ahora mismo!

El problema que esto significa, es que aún somos el efecto. El Benz, los zapatos o la hermosura, es lo que activó nuestro deseo. El auto nuevo es la causa y nuestro deseo es el efecto. La razón real de resistir es porque así NOSOTROS nos convertimos en la causa de nuestro deseo. Si nos negamos a la gratificación instantánea, nuestro deseo por el objeto se intensifica. Nos convertimos en responsables de crear nuestra vasija y nuestro deseo; y ahora somos exactamente como la Luz. Hemos creado una vasija. Adentro de nosotros.

Como el Kabbalista Rav Berg dijo, cuando vemos un artículo de moda en Bloomingdales, y lo compramos, realmente la prenda nos compró a nosotros. Piensa en ello.

Como el Rav explica, el placer que la ropa de moda nos brinda ya existía en lo eterno. Lo que no existía, era nuestra capacidad de ser la causa de nuestro deseo.

La vestimenta fue la causa de nuestro deseo. Nuestro deseo por tenerla fue el efecto. Cuando resistimos el deseo de comprarla ahora mismo, nos volvemos responsables de crear nuestro deseo en lugar de que la vestimenta sea la causa.

Reflexiona bien sobre esto. Es la llave de la Kabbalah y de una vida llena y alegre. (si tiene preguntas, por favor envíelas para mayor explicación)

Cuando nos resistimos a la atracción inmediata hacia la ropa de moda, la comida o cualquier otra cosa externa a nosotros, creamos nuestra vasija.

De la misma forma en que la Luz creó a la vasija.

Por esta razón es que debemos resistir.

Ahora somos idénticos a la Luz.

RESISTIR. NUESTRO CAMINO A LA REDENCIÓN

Cada uno de nosotros, tanto individual como colectivamente, venimos a este mundo para alcanzar una cierta medida de resistencia en el Universo para remover el Pan de la Vergüenza; que es nuestro deseo de convertirnos en causa de nuestra propia Luz y felicidad, en lugar de recibirla de manera caritativa como una “comida gratuita”.

Cuando la Vasija, originalmente resistió la Luz en el Mundo Eterno causando el Big Bang se logró el 90% del trabajo.

El 10% restante de restricción de Luz se dejó a los 6,000 años de historia de conciencia humana.

Una vez que alcancemos una masa crítica de resistencia contra nuestro ego, la Luz activará toda su fuerza de manera permanentemente para el mundo entero.

Si seguimos satisfaciendo nuestro ego, retrasamos nuestra redención hasta el final de los tiempos y entonces nos veremos forzados a alcanzar la redención a través de dolor y sufrimiento.

La Resistencia / Restricción nos permite lograr más rápido nuestra redención de manera proactiva y con misericordia, resistiendo las influencias del ego.

El dolor y el sufrimiento son formas reactivas hacia la redención.

Nuestro libre albedrío es escoger entre el camino de la misericordia y el camino del juicio.

Las herramientas de Kabbalah nos dan el poder, la fortaleza y visión para saber que el significado de la vida es resistir nuestro ego y practicarlo diariamente.

La Kabbalah y la restricción nos dan la capacidad de transformarnos de personas reactivas a proactivas, en todas y cada una de las situaciones.

Transformarnos de ser el efecto a ser la causa, en todas y cada una de las circunstancias.

El ego es la fuerza más poderosa sobre la Tierra.

Sin las herramientas de Kabbalah, no hay manera de ganar esta guerra a través de un camino de misericordia y amabilidad.

Sin la herramienta de la restricción, y sin el Zohar y el camino que nos da la fortaleza y el coraje para activar la resistencia, nuestro mundo se verá  forzado a cambiar a través del dolor.

Rav Berg nos dio el mejor regalo en la historia.

La herramienta de la restricción.

Esta es la única y más poderosa tecnología sobre la Tierra y debemos apreciar la genialidad de Rav Berg, por darnos este poder.

No hay un sólo Kabbalista en la historia que haya ha hecho tan simple y profundo el conocimiento para que las personas cambien sus vidas y comprendan el sentido fundamental de la existencia.

El Zohar y el Centro Kabbalah nos dan la fortaleza de activar la resistencia.

Después de todo, una cosa es saber que debemos resistir, y otra cosa, tener el coraje y la fortaleza para resistir al ego.

IDENTIFICANDO EL EGO

Ahora regresemos al inicio de este artículo para referirnos a las dinámicas del ego.

¿Qué es el ego?

Nuestras reacciones impulsivas a eventos y personas externas.

Estamos aquí para resistir a nuestras reacciones.

En el momento que resistimos una reacción, somos proactivos.
Tal como la Luz.

Billy Philips

Billy Phillips es estudiante del Kabbalista Rav berg y Karen Berg desde 1989. Ha tenido el papel decisivo de ayudar a que la Kabbalah sea accesible a las masas, trabajando en proyectos tanto privados como públicos bajo la guía del Kabbalista Rav Berg. Ha ofrecido conferencias acerca de una variedad de temas, siendo el más notable la profunda conexión entre Kabbalah, el Cristianismo, el Islam y el mundo de la Ciencia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

1 Response

  1. Maria Teresa López Albán dice:

    Gracias, no puedo dejar de agradecer y bendecirlos por transmitir esta Sabiduría ansiada por el alma!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>