Ciencia y religión – El Debate

La ciencia no puede ver la verdad subyacente de la religión y la religión no puede ver la verdad de la ciencia. Y ambos fracasan miserablemente al intentar proporcionar un método para erradicar el dolor de las vidas de la gente simplemente porque ambas toman la Biblia literalmente. Los Kabbalistas antiguos y el Zóhar nos dicen que quien toma la Biblia literalmente, sería mejor que no hubiese nacido.

Así de lejos está la Biblia del entendimiento de la realidad y cómo transformarla- cuando se toma literalmente

Un científico nunca tomaría una mesa o una silla literalmente para intentar comprender la naturaleza de la realidad. El científico explora las fibras de la madera, luego se adentra más en las moléculas, luego los átomos, las partículas subatómicas , y después rompería esas partículas subatómicas para profundizar en la raíz misma de la realidad.

Pues bien, la Biblia tiene un nivel subatómico también. Se llama Zóhar.

Y el “destructor de átomos” que tiene el poder de explorar el nivel más profundo de la realidad de la Biblia es el Zóhar.

El Zóhar es el destructor de átomos más poderoso de la tierra.

Hoy, la ciencia meramente se ha convertido en otra forma de religión, exhibiendo todas las características de la religión organizada: estrechez de mente, arrogancia, el afirmar ser dueños de la única verdad de la existencia, menosprecio a quienes no están de acuerdo y la promoción y enseñanza activas de sus principios e ideas para hacer tambalear la conciencia del mundo.

La parte triste y trágica de todo esto es que el Zóhar – el texto antiguo que influyó profundamente a Isaac Newton, Wilhelm Liebniz, Henry More y todos los más grandes físicos de la revolución científica.- tiene el poder de conciliar y unificar a la ciencia y la religión y presentar una verdad que encapsula todo y que resuelve absolutamente el caos de la vida. Presenta las reglas del juego y la tecnología para transformar nuestro mundo en uno de auténtica paz, longevidad y de la plenitud más profunda. Más allá de lo siquiera se atrevería a imaginar un científico o un religionista.

De verdad hay una manera de resolver el debate de la ciencia contra la religión. Siempre la ha habido. Pero los impulsos egocéntricos, la lujuria por el poder y el deseo implacable por controlar a los demás, ha evitado que el Zóhar llegue a la gente ordinaria. Se ha derramado sangre por el esfuerzo de evitar que el Zóhar llegue a la gente. Los resultados son guerra, genocidio, hambruna, pobreza e incluso desastres naturales.

LA COSMOLOGíA DE KABBALAH

El Zóhar describió una creación originada por una Gran Explosión dos mil años antes que la ciencia.

El Zóhar dijo que el universo existe en diez y veintiséis dimensiones veinte siglos antes de los físicos nos presentaron la teoría de los Supercuerdas.

El Zóhar dijo que la realidad verdadera es atemporal, sin espacio ni movimiento, antes de la teoría de la Relatividad de Einstein.

 El Zóhar dijo que el mundo era redondo, con cinco continentes y diferentes husos horarios, mil quinientos años antes de Cristobal Colón (quien tenía el Zóhar, cortesia de Abraham Zacuto. Investígalo).

El Zóhar explicó la evolución de una forma tan impresionante que dignifica y unifica a la ciencia y la religión verdadera (no la religión organizada). Lo hace de una manera que te deja sin aliento por su sencillez y sintiéndote un tanto ridículo por haber debatido acerca de este tema por tanto tiempo, cuando en realidad no hay debate, una vez que comprendes el Zóhar.

El Zóhar dijo que las “grasas malas en nuestras arterias” causan enfermedades del corazón centurias antes de la ciencia médica moderna.

El Zóhar dijo que la materia estaba compuesta realmente de energía en forma de “montones de ondas” y que la materia y las ondas son dos lados de una misma moneda llamada realidad, mucho antes de que la física cuántica apareciera en el paraje de la ciencia.

El Zóhar dijo que estas ondas de energía están realmente compuestas de conciencia, pensamiento -las ondas cerebrales de Dios- que irradian de la Luz que brilla desde el Creador.

La conciencia es la raíz de nuestra realidad.

Cuando los científicos puedan expandir su propia conciencia al punto en el que esté libre de ego e interés propio, podrán conciliar, con dignidad, el debate ciencia-espiritualidad. Cuando los religionistas de desprendan de su ego y su estrechez de perspectiva, resultante de la lectura literal de la Biblia, podrán ver la impresionante realidad de la ciencia y la física y se darán cuenta de que Dios creó tanto al científico y al religionista, lo cual significa que hay un mensaje impresionante esperando a ser revelado.

Es llama Zóhar.

El Zóhar incluye a la física y la religión verdadera (no la organizada) y los junta como dos lados de una moneda llamada “paraíso”.

 Si queremos paraíso, necesitamos unificar ambas.

El único obstáculo es el ego. Verás, un científico o un religionista no quiere la verdad. Por lo menos, no la tiene como prioridad. En primer lugar quieren carreras, éxito, dinero, poder, control y la propagación de sus propios puntos de vista y sistemas de creencias. ¿Adivina qué? Esto sucede por diseño Divino. Todos somos creados a propósito con egos masivos y un implacable interés propio

¿Por qué?

Para que pudiéramos ganarnos el paraíso que es nuestro destino. Ganarnos la verdad que yace bajo la superficie de la ciencia y la religión. Se supone que debemos superar nuestros prejuicios y opiniones egoístas y cerradas para trabajar duro en separar las capas de estupidez, corrupción y malentendidos literales que existen en ambos ámbitos.

El Zóhar dice que cuando la ciencia y la espiritualidad se unifiquen, se producirá la redención de la humanidad. Se acabarán  la muerte y el caos y la guerra y llegará la paz y la inmortalidad biológica.

Ahora pregúntate esto: ¿quién en el mundo de la ciencia está preparado para encarar el ridículo de sus pares por abrir el Zóhar en busca de la paz y la verdad científica? ¿Quién en el ambiente de la religión está dispuesto a asomarse a la Kabbalah para encontrar la raíz de su propia religión -ya sea el Cristianismo, la Torá o el Islam- y encontrar la verdad fundamental que respeta toda religión y confirma lo que dice la ciencia?

Recientemente ofrecí una conferencia en el Centro Espacial Kennedy de la NASA. Un físico sobrepasó el tiempo, realmente volviéndose loco por la idea de la creación y la realidad que ofrece el Zóhar.

Invité  a todos los científicos y gente que estaban en esa sala de conferencias a llamar en cualquier momento para que pudiéramos compartir las enseñanzas del Zóhar y presentar una verdadera Teoría Unificada General. Después de todo, el Zóhar inició la revolución científica del siglo XVII cuando los físicos renacentistas abrieron el Zóhar.

Wolfgang Pauli estudió Kabbalah en el siglo XX.

Los grandes astrónomos de la Edad Media- hombres en cuyo honor se nombraron cráteres lunares-  eran todos Kabbalistas que conocían la sabiduría del Zóhar.

Así que, ¿por qué no de nuevo en nuestro tiempo?

Hasta ahora, nadie me ha aceptado la invitación. Es claro que hay más trabajo por hacer.

Pero estamos muy cerca del fin. Verdaderamente cerca.

El Zóhar dice que debemos unificar la ciencia y la espiritualidad y retirar la enemistad que existe entre la gente, entre los enemigos y entre los sistemas de creencia.

Todos poseemos una porción de la verdad, como una pieza de un rompecabezas. El Zóhar es el mapa que nos muestra cómo juntarlas.

Cuando lo hayamos hecho, nacerá un mundo nuevo.

Billy Philips

Billy Phillips es estudiante del Kabbalista Rav berg y Karen Berg desde 1989. Ha tenido el papel decisivo de ayudar a que la Kabbalah sea accesible a las masas, trabajando en proyectos tanto privados como públicos bajo la guía del Kabbalista Rav Berg. Ha ofrecido conferencias acerca de una variedad de temas, siendo el más notable la profunda conexión entre Kabbalah, el Cristianismo, el Islam y el mundo de la Ciencia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

3 Responses

  1. Claudia Rios dice:

    Que la Luz del Zohar ilumine nuestras amistades Espirituales y las que no que sean transformadas…Gracias!

  2. Jimmy Arias dice:

    Entiendo que la Kabbalah es matematica, por tanto deberian haber formulas y ecuaciones, donde las puedo encontrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>