Regar la Tierra

¿Quieres saber  un secreto?

¿Un secreto realmente genial?

En la Torá  hay una extraña instrucción.

De Dios.

Para Moisés.

Dios le dice a Moisés, “Habla con la roca y agua saldrá de ella”.

Moisés no le hablo a la roca.

En su lugar, Moisés golpeó  la roca.

El Zohar es muy claro al respecto: el agua que sale de la piedra no es agua.

Es sabiduría.

Sabiduría Kabbalista.

La sabiduría del Zóhar.

La historia de la Torá no era realmente acerca del agua.

El agua era solo un código.

Si, un código.

Todo Kabbalista lo sabe.

La historia era acerca de revelar y compartir sabiduría.

¿Cual sabiduria?

El poder puro y  desnudo del Zóhar.

Entonces, ¿Por qué golpeó Moisés  la roca?

El golpear  la roca es una metáfora de la materialidad física.

Hablarle, es una metáfora de la conciencia.

Moisés golpeó a la roca porque la conciencia de la gente no estaba preparada para lograr un control sobre el mundo.

Tenían dudas.

Dudas acerca del poder de su conciencia para alterar el entorno físico.

No estaban preparados a seguir hasta el final.

No estaban preparados para dejar ir su ego.

Porque para poder desatar el poder de la conciencia, tienes que hacerte cargo del ego y desmantelarlo.

Para siempre.

Porque el ego es la fuente de la duda. El ADN de la duda. La esencia de la duda.

Durante el tiempo de Moisés, la gente solo queria tomar.

No compartir.

Querían convertir sus propios sueños en realidad en lugar de convertir en realidad los sueños de otros.

La clave es convertir los sueños de otros en realidad.

Entonces millones de millones de personas en el mundo estarán trabajando para convertir tus sueños en realidad.

Esa es la fórmula y sabiduría que emanaba de la roca.

Pero el ego de la gente los hizo querer tomar egoístamente.

En lugar de compartir desinteresadamente.

¿Entiendes?

Si no, vuelve a leerlo.

Bien – ahora es momento de adelantar el tiempo..

Unos 16 siglos más adelante.

¿Listo para una dura y cruel verdad?

¿Seguro?

Quiero decir, ¿Estas realmente seguro?

Bien.

Hace dos mil  años, los Romanos proscribieron las enseñanzas literales y místicas de la Torá.

Kabbalah.

La sabiduría y tecnología que arrancaría el egoísmo y solo dejaría gentileza en los corazones de la humanidad.

Un dia, un puñado de judíos negativos corrieron hacia el Gobierno Romano y delataron a Rabí  Akiva por enseñar Kabbalah a sus estudiantes.

Akiva fue desollado vivo por los Romanos.

Su piel le fue arrancada.

De la cabeza a los pies.

Una muerte horrible, diabólica.

Otro corrió hacia el gobierno Romano y delató al Kabbalista Rabí Shimón Bar Yochai porque habló con la verdad en público.

Rabí Shimón se refugió en una cueva durante 13 años.

El Kabbalista Yehudá ben Baba fue rebanado por 300 flechas disparadas por soldados Romanos.

Al Kabbalista Rabíi Ishmael le rebanaron la cara (no su cabeza).

Y no terminó ahí.

Algunos Judíos fueron al gobierno Romano a hablar mal del Kabbalista Rabí Yehoshua (Jesús).

Inventaron mentiras acerca de sus enseñanzas de la verdadera Torá Kabbalista.

Jesús intentó esconder la verdad de lo que estaba haciendo revelando estos secretos Kabbalistas únicamente a sus discípulos más cercanos.

A las masas, habló en parábola para esconder el poder de lo que estaba revelando al mundo.

Pero los Judíos lo llamaron criminal.

Fué colgado en la víspera de Pésaj.

Por esto el Nuevo Testamento dice: “El Dios de nuestros padres elevó a Jesus, a quien  mataron  y colgaron de un árbol”. (Hechos 5:30)

Y también: “Y somos testigos de todas las cosas que él [Jesús] hizo tanto en la tierra de los Judíos como en  Jerusalén; a quien mataron y colgaron en un árbol”. (Hechos 10:39)

Y también: “Quien en su cuerpo, llevó nuestros pecados al árbol, para que muramos al pecado y vivamos para la justicia” (Pedro 2:24)

Y también: “Y cuando habían cumplido todo lo que se había  escrito de él, lo bajaron del árbol, y lo recostaron  en el sepulcro”. (Hechos 13:29)

Akiva y Rabí Shimón habían intentado llevar la Kabbalah a los Judíos.

Para convertirlos en Israelitas.

La misión de Jesús era llevar la Kabbalah a los pueblos paganos y gentiles.

Llevarles  la salvación de la oscuridad y el caos del mundo.

Pero todos estos grandes sabios Kabbalistas fueron detenidos. Completamente.

Es por esto que el mundo continuó ardiendo durante los últimos veinte siglos.

Adelantémonos hacia el siglo XVIII.

Los Judíos acudieron a las autoridades en Alemania e Italia.

Hicieron falsas declaraciones acerca de un  gran  Kabbalista.

Un Italiano.

Rav Moisés Chaim Luzzatto.

Fué excomulgado.

En Francfort.

En Italia.

Quemaron su Zóhar.

Enterraron sus escritos en un cementerio.

Lo echaron de su tierra natal.

Entonces, ¿de quién es la culpa?

¿De la gente que delató a los Kabbalistas y los calumnió?

¿Es la culpa de los perseguidores?

No.

Fué culpa de la gente.

Ellos se negaron a levantarse.

Se negaron a alzar la voz.

Porque parte de alzar la voz es dejar el ego de lado,  hablar con el corazón y estar dispuestos a aceptar la culpa.

No es fácil.

Buenas noticias.

Ahora es el momento para que el mundo cambie.

Esta vez, la gente si hablará.

Esta vez nuestras voces hablarán.

Tu hablas.

Nosotros hablamos.

Es momento de llevar las enseñanzas secretas de Jesús a todo el mundo.

Es momento de llevar la tecnología y sabiduría de Rabí Shimón a los Hijos de Israel.

Es momento de hablarle a todos.

 http://hablan-los-estudiantes-de-kabbalah.com

Con raíces en las enseñanzas de los Kabbalistas, Rav Berg y Karen Berg.

Rav Brandwein. Rav Ashlag.

El núcleo del Centro de Kabbalah.

Incluyendo a todo el sagrado linaje de Kabbalistas.

Hasta llegar a  Moisés.

Léelo.

Compártelo.

Si te encanta lo que lees  y no lo compartes,  estás tomando.

No estas dando.

Gran error.

Debes compartirlo.

Activamente.

Apasionadamente.

O los errores de la historia se repetirán.

El compartir un artículo, el compartir la historia de un milagro, el compartir una verdad de este sitio de internet, ES alzar la voz.

El regalarle a alguien el Sagrado Zóhar es alzar la voz tanto como es posible.

Una voz que repercutirá alrededor del mundo.

Una vez al mes, regala a un amigo o un extraño el Zóhar.

Comparte la sabiduría de este sitio.

Porque aún necesitamos corregir lo que no hemos logrado en la historia.

La única razón por la que el Mesías y la paz mundial aún no han llegado, es porque no hemos traído esta Luz al mundo entero.

Solo cuando una masa crítica de gente tenga el poder de la sabiduría y el libro del Zóhar  y logre una plenitud verdadera, interna y profunda, solo entonces el Mesías llegará para desterrar toda oscuridad y muerte para siempre.

Está en nuestras manos. Siempre lo ha estado.

Jesús les dió a las naciones gentiles del mundo el camino y las enseñanzas.

Todo tiene raíz en el Zohar. Cada palabra.

Rabí Shimón y Rabí Akivá revelaron la sabiduría que puede para siempre transformar a los Judíos del mundo en un verdadero reino espiritual de Israelitas.

El momento de hablar ha llegado.

Ahora.

Necesitamos hablarle a la roca y extraer agua.  Para regar y  para nutrir la tierra.

La roca es el planeta tierra.

La tercera roca desde el sol.

El agua es Kabbalah.

Y la fuente y pozo sin fondo de sabiduría es el Zóhar.

Todo este movimiento del Centro de Kabbalah es un arroyo, un río, un mar y un océano – si alzamos  la voz suficientes personas.

Comparte las historias de milagros que aparecen en este sitio.

Comparte la sabiduría.

Comparte el Zóhar.

Alza la voz.

Alza la voz alto.

Alza la voz fuerte.

No solo leas y digas “¡caramba!”.

Haz que alguien más diga: “¡caramba!”.

Las palabras tiene poder.

Compartir es hablar.

Ahora ve y cambia el mundo.

!Regando la tierra!

Con la sabiduría de Jesús, la sabiduría de Akivá, la sabiduría de Rabí Shimón.

Esa agua divina y sabiduría se llaman El Zóhar.

Y con él, podemos finalmente terminar lo que ellos empezaron.

Esta ahora en tus manos.

Billy Philips

Billy Phillips es estudiante del Kabbalista Rav berg y Karen Berg desde 1989. Ha tenido el papel decisivo de ayudar a que la Kabbalah sea accesible a las masas, trabajando en proyectos tanto privados como públicos bajo la guía del Kabbalista Rav Berg. Ha ofrecido conferencias acerca de una variedad de temas, siendo el más notable la profunda conexión entre Kabbalah, el Cristianismo, el Islam y el mundo de la Ciencia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

1 Response

  1. Julian Cabrera dice:

    Es agraciado leer que existen personas que están en busca de la luz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>