CARTA DE LEONA SCHWEIZER-BARENO

Querido Billy,

Quería contarte lo que nos sucedió el lunes después de llegar de Florida.  Terminé de trabajar un poco tarde para ir a recoger a los niños a la escuela.  Como estaba retrasada, ellos empezaron a caminar para la casa.  Me dijeron que pulsaron el botón para pedir paso para los peatones y cuando la luz cambió a verde para cruzar la calle, ellos corrieron.  Apenas habían pasado la mitad de la calle cuando un auto se corrió la luz roja.  El auto casi los atropella.

Una señora que estaba esperando para doblar a la derecha vio el auto venir y se cubrió los ojos con la mano.  Supongo que no quería ver el auto golpearlos, ya que mi hijo Andre me dice que el auto casi le golpeó.  Dice que vio el auto con la esquina del ojo y rápidamente puso su mano delante de su hermano menor, para detenerlo y que no cruzara la calle.  

Mis dos hijos siempre están compitiendo a las carreras y Andre me dijo: “Mamá, gracias a Dios no dejé que Jacobo me ganara porque yo era el que tenía el Zóhar en mi bolso e iba adelante.  Qué hubiese sucedido si Jacobo iba primero?  Él no tiene uno!

Al procesar la situación entera en mi cabeza, repasé los acontecimientos de esa mañana.  Qué los salvó? Gracias a Dios que dije mis oraciones matutinas y escaneé los Ángeles del Día.  Y que todos escuchamos la conexión matutina y el toque del Shofar por internet.  Mi Andre dijo la oración Shma y todos ellos se lavaron las manos. Gracias a Dios pagué por RH y estar con la familia Berg.  Todos estos pensamientos me vinieron a la cabeza mientras intentaba averiguar qué los salvó.  Pero me olvidé de la herramienta más grande –  El Zóhar que estaba en la mochila de mi hijo!

Estaba escuchando la clase de Zóhar de Ruthie y ella decía que todavía estamos siendo juzgados.  Los libros todavía están abiertos, y que los jueces en el mundo superior todavía están considerando nuestro caso.  En este caso, la sentencia pudo haber sido lo opuesto, pero mis hijos tenían El Zóhar y estaban protegidos.  No quiero pasar tiempo en el otro escenario.

Gracias Rav y Karen por el regalo de El Zóhar y todas las herramientas de la Kabbalah que tenemos acceso.

Con amor,

Leona Schweizer-Bareno

 

Billy Philips

Billy Phillips es estudiante del Kabbalista Rav berg y Karen Berg desde 1989. Ha tenido el papel decisivo de ayudar a que la Kabbalah sea accesible a las masas, trabajando en proyectos tanto privados como públicos bajo la guía del Kabbalista Rav Berg. Ha ofrecido conferencias acerca de una variedad de temas, siendo el más notable la profunda conexión entre Kabbalah, el Cristianismo, el Islam y el mundo de la Ciencia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

1 Response

  1. billyphillips7 dice:

    La sentencia pudo haber sido lo opuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>