MILAGRO EN EL VIENTRE

La siguiente historia es de mi bella esposa, Marianne

Hace unos 19 años atrás, recién comenzábamos en la Kabbalah.  Hacia unos tres años que estábamos estudiando.  Me encontraba embarazada de mi cuarto hijo.  Mis primeros tres hijos nacieron de forma natural y muy saludables, gracias a Dios.  Todos pesaron exactamente 9 libras y 6 onzas al nacer, así que siempre tuve bebés grandes.  Estaba acercándome al final de mi embarazo (el final del noveno mes) y tuve mi cita semanal con el médico.  En esta cita el médico me hizo el examen rutinario y encontró que el bebé estaba de nalgas (girado al revés de lo que se necesita para un parto natural).  Me dijo que con mi historial de tener bebés grandes, muy posiblemente iban a tener que hacerme una cesárea en lugar de tener un parto natural.

Dejé la oficina del médico y me dirigí al Centro de Kabbalah de Toronto a encontrarme con mi esposo y con el Rav y Karen, quienes se encontraban de visita.  Entré, saludé al Rav y le dije lo que me estaba pasando.  El Rav tomó el Zóhar, lo abrió en una porción específica y me dijo que escaneara esta porción.  Entonces, el Rav me sonrió y me aseguró que todo iba a estar bien.

Fui a mi casa esa noche, tomé mi baño vespertino como todas las noches y mientras estaba en el baño comencé a meditar en el pasaje del Zóhar.  Como pueden imaginar mi estómago estaba inmenso.  Cuando comencé a escanear el texto, mi estómago comenzó a moverse, demarcando varias partes del cuerpecito del bebé, algo parecido a una película de terror.  Estaba asombrada.  Había pensado que si iba a ocurrir un cambio o un milagro, iba a ocurrir de noche mientras dormía.  Pero estaba pasando en ese preciso momento.  Todo mi estómago comenzó a moverse y torcerse mientras estaba sentada en el baño meditando en los versos.  Era sumamente doloroso.  Grité “¡Billy!” y él subió corriendo las escaleras.  Le mostré lo que estaba pasando.  ¡ Billy también estaba asombrado y asustado!  Al cabo de unos 10 minutos, el movimiento se detuvo.

Regresé al médico para uno de los últimos exámenes antes de mi fecha estimada de parto.  Me dijo: “Wow, has tenido un milagro… el bebé no está de nalgas y estás lista para el parto!”.  El médico no podía explicárselo.

Poco tiempo después di a luz de forma natural a una enorme (10 libras) y saludable niña.

Billy Philips

Billy Phillips es estudiante del Kabbalista Rav berg y Karen Berg desde 1989. Ha tenido el papel decisivo de ayudar a que la Kabbalah sea accesible a las masas, trabajando en proyectos tanto privados como públicos bajo la guía del Kabbalista Rav Berg. Ha ofrecido conferencias acerca de una variedad de temas, siendo el más notable la profunda conexión entre Kabbalah, el Cristianismo, el Islam y el mundo de la Ciencia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>