SANANDO LA ENFERMEDAD CARDIACA

Cada año hay una fecha única para encender las fuerzas de sanación durante Shabbat.  En hebreo es llamada “Pinchas” (no te preocupes si no puedes pronunciarlo bien).  Esta porción particular de la Torah irradia un flujo absoluto de Luz y energía que sanan y curan.  No subestimemos el poder de esta última oración sólo porque el 99% del mundo no tiene ni idea de esto.

Además de la sanación, esta porción esconde la causa subyacente y el verdadero origen de la enfermedad cardiaca y de toda enfermedad.  Más asombroso aún, estos antiguos secretos sobre la sanación son idénticos a descubrimientos recientes de la comunidad médica.  Una lectura literal de la Torah no te dice nada.  Tienes que abrir el Zohar para encontrar el significado íntimo de la Biblia, para entender los secretos del universo.  Como el origen de la enfermedad cardiaca.  Está justo ahí, en el Zohar.

El cardiólogo Artur Spokojny, entrenado en Harvard,  nos habla de cómo el Zohar

Pronosticó hace 2000 años la causa de la enfermedad cardiaca así como la función hepática.  Puedes ver su comentario en el video al final del artículo.

Para poder descubrir estos secretos haremos referencia al libro de secretos por excelencia, el Sagrado Zohar.  Aquí encontraremos el Santo Grial de la medicina y la verdadera cura de todas las enfermedades humanas.

¿Estás listo para aprender la verdadera causa de las enfermedades?  ¿Estás listo para describir el remedio final para curar y sanar toda enfermedad?  Maravilloso.

Los secretos del Zohar

Abramos ahora el Sagrado Zohar y revelemos algunos de sus secretos más contundentes sobre la enfermedad cardiaca y de toda forma de enfermedad.  Ah, y por si acaso, enfermedad incluye enfermedad en el negocio, un dolor en una relación, y toda enfermedad emocional como la ansiedad y la depresión.  En otras palabras, arreglar nuestros problemas financieros, resolver nuestros problemas matrimoniales y mentales son todos considerados parte del proceso de sanación de acuerdo al Zohar.  Es nuestra  deuda kármica personal la que determina la que determina si la enfermedad ataca el cuerpo, el negocio, el dormitorio o el cerebro (Trata de decirle eso a tu médico, contable, consejero matrimonial o siquiatra).

Un último comentario antes de mirar al Zohar, ten en cuenta que esta mirada es una superficial del poder y la sabiduría que están contenidos en esta porción de la Torah.  La idea es darte un ejemplo de las increíbles revelaciones del Zohar para que puedas entender el Poder de la Kabbalah y su capacidad de sanar y transformar nuestras vidas y el mundo.  Para conocer más puedes leer el Zohar en inglés, volumen 20, en especial la sección llamada “Relevancia de este pasaje”.  La “relevancia” precede cada sección del Zohar y ayuda a explicar el pasaje.  En Pinchas estas relevancias desafiarán tu mente.

La enfermedad cardiaca y el Zohar

Empecemos con unos conceptos simples sobre la enfermedad cardiaca.

Consideremos lo siguiente:  Hace muy pocos años la ciencia médica no tenía idea de la importancia de los niveles de colesterol sobre la enfermedad cardiaca.

El año era 1959.  La Administración de drogas y alimentos (FDA por sus siglas en inglés) publicó un reporte que decía: “El rol del colesterol en la enfermedad cardiaca y arterial aún no ha sido establecido.  No se ha podido probar que haya una relación de causa y efecto entre los niveles séricos de colesterol y estas enfermedades.”

No fue hasta 1964 que Konrad Bloch ganó el Premio Nobel.  ¿Por qué? Por demostrar que el colesterol causa depósitos grasos en las arterias.  Le tomó a la ciencia hasta la década de 1980 descubrir que el colesterol, la grasa en la sangre y los bloqueos arteriales estaban definitivamente relacionados a la enfermedad cardiaca.  Y hace solo unos años que la ciencia confirmó que existen 2 tipos de colesterol, el bueno y el malo.

Fue el año 1984.

En un reporte publicado por el Instituto Nacional de Salud del Gobierno de los Estados Unidos (NIH por sus siglas en inglés) titulado “Bajando el nivel de colesterol para prevenir la enfermedad cardiaca” 1984, diciembre 10-12 se dice lo siguiente: “El colesterol es una sustancia grasa y existen dos tipos: el colesterol LDL que se llama colesterol malo y ocluye los vasos sanguíneos y el colesterol HDL llamado colesterol bueno y que ayuda a destapar las arterias.”

En el reporte del NIH se dice “Las partículas LDL, cuando están presentes en exceso en la sangre se depositan en los tejidos y forman un depósito en la pared arterial para formar la placa arteriosclerótica. La arteriosclerosis disminuye el calibre de las arterias coronarias, los vasos que suplen el músculo cardiaco.”

En otras palabras, un exceso de colesterol malo ocluye nuestras arterias disminuyendo el flujo sanguíneo.  La falta de un flujo de sangre causa ataques cardiacos, infartos cerebrales y muerte.  Poco tiempo después la ciencia descubrió que el colesterol bueno puede prevenir los ataques cardiacos porque ayuda a remover el colesterol malo de las arterias.  Luego la ciencia descubrió que hay 2 tipos de grasas: los ácidos grasos buenos, llamados omega-3 y la grasa mala.  Mientras más omega-3 consumimos menor es el riesgo de enfermedad coronaria.  Esta relación es aún más fuerte para la muerte por la enfermedad.  En resumen, la ciencia nos está diciendo que la grasa y el colesterol buenos pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardiaca y la grasa y el colesterol malos pueden bloquear nuestras arterias, causando la enfermedad.

El Antiguo Zohar en su comentario sobre esta porción de la Torah dice exactamente lo mismo.

Mira esto:

“…en el cuerpo hay partes grasa puras e impuras, sangre limpia sin materia de desecho y sangre contaminada con materia de desecho.”

Zohar Vol. 20

De acuerdo al Zohar, la enfermedad cardiaca, el daño cerebral y la muerte van a ocurrir si nuestras arterias contienen altos niveles de “grasas impuras”.  No hace falta un neurocirujano (o un cardiólogo) para darse cuenta que las “grasas puras” son las grasas y el colesterol buenos y las “grasas impuras” son las malas.  Sorprendente.  Tenemos un texto de 2000 años de antigüedad hablando de grasas buenas y malas 20 siglos antes que la ciencia médica llegara a las mismas conclusiones.  De acuerdo al Zohar, nuestras emociones negativas, especialmente la ira, la furia, el ego y todos lo impulsos reactivos se manifiestan en nuestro hígado y esta es la causa subyacente de la enfermedad cardiaca y la muerte.

Dice el Zohar:

“Del hígado y su apéndice sale la hiel, que es la Espada del Ángel de la Muerte, de la cual caen gotas amargas que matan al ser humano.”

Zohar Vol. 20

El Zohar dice que:

“La hiel arropa las arterias del cuerpo y todas las arterias de todos los miembros del cuerpo.”

Zohar Vol. 20

En el diccionario hiel se define como bilis y como espíritu amargo y rencor.  ¿Entendiste?  Hiel se refiérela espíritu amargo de una persona y también a la bilis que produce el hígado.
¿Adivina qué?  El hígado secreta bilis y su principal componente es colesterol.

La enfermedad cardiaca ocurre cuando el colesterol malo arropa y ocluye nuestras arterias.  Una vez más tenemos un manuscrito antiguo diciendo que el colesterol y las grasa, al bloquear la arteria, causa la enfermedad cardiaca.  El Zohar también dice que nuestro comportamiento-amargo o dulce- determina si nuestro hígado “le ofrece” al corazón “grasas impuras o puras.”

Primero que nada, la ciencia no descubrió que el hígado remueve grasa de la sangre hasta que en el siglo 19 el biólogo suizo Albrecht von Haller descubrió que la bilis ayuda a digerir la grasa, 1800 años después que el Zohar.

Sobre esto el Zohar dice:

“Y si el hígado quiere ofrecer partes grasas que son ritualmente impuras al corazón, él (el hígado) toma la grasa de una parte grasa ritualmente pura.”

Zohar Vol. 20.

¡Que oración tan poderosa, médicamente hablando!  El Zohar está describiendo la función del hígado siglos antes que la ciencia médica.

El Zohar dice:

“ Del corazón emana la salud para todas las extremidades, porque esto es así; dado que el corazón toma todo lo que es puro, limpio y prístino, el hígado toma lo que sobra del polvo y el sucio y lo distribuye a las otras extremidades…”

Zohar Vol. 20

El Zohar también nos está enseñando que cuando nos comportamos con ego, el hígado le ofrece más colesterol malo al corazón.  Las fuerzas negativas que residen en el hígado nos roban la grasa pura, disminuyendo nuestro colesterol bueno.  Cuando resistimos nuestros impulsos egocéntricos y reactivos, entonces el hígado ofrece grasas puras, el colesterol bueno y la sangre pura al corazón, y el hígado remueve la grasa mala y las toxinas de la sangre.

Estas revelaciones del Zohar son asombrosas, profundas y revolucionarias.

En Resumen:

El Zohar ofrece docenas de pasajes poderosos que explican la función hepática, la enfermedad cardiaca, el cáncer, etcétera….pero por razones obvias no los puedo poner todos en este artículo.  Sugiero que lean el volumen 20 del Zohar en inglés, llamado Pinchas y van a encontrar una fuente de conocimiento médico y remedios para sanar.

¿Así pues, cuál es el origen de todas las enfermedades?  Nuestro comportamiento para con los demás.  Nuestro grado de reflejos reactivos guiados por el ego versus nuestras acciones proactivas.

Ahí está.

Te guste o no.

No son las cosas que comemos.

No es nuestra dieta.

Y al final, no es el ADN en nuestros genes.

Estás son simplemente las ARMAS usadas por las fuerzas negativas para infligir juicio en nosotros cuando creamos una apertura- juicio que despertamos a través de nuestras acciones de ego e intolerancia.

¿Pero quién haló el gatillo para activar la enfermedad y permitirle a estos alimentos o a estos genes que nos mataran?  Nosotros. Tú. Yo.  Por virtud del comportamiento humano hacia amigos y enemigos.

En otras palabras, el Zohar pregunta: ¿Por qué un alma escoge un cuerpo con un ADN específico y una predisposición a la enfermedad?  ¿Y por qué algunos genes que causan enfermedades son activados mientras a veces permanecen dormidos?  ¿Por qué a una persona que se fuma 4 cajetillas de cigarrillos al día le da un infarto mientras que otra persona que se fuma cinco vine hasta los 110 años?

Aquí está la respuesta del Zohar, en una simple metáfora:

Un asaltante desconocido le dispara a alguien en un callejón oscuro y lo mata.  Supón que el reporte final de la policía solamente describa como la pistola trabaja y opera. Cómo la presión del aire mueve la bala por las partes de la pistola, etc.

Una información totalmente inútil.

¿Por qué?  Porque la próxima semana el asesino atacará nuevamente, disparando y matando a alguien más.  La pistola es sólo el ara.  La bala es sólo otra arma.

Lo que queremos saber es

¿QUIÉN HALÓ EL GATILLO?

Cuando la policía captura al asesino la raíz de los asesinatos se termina.  Las armas no matan por sí solas.  ¡Todos esos reportes médicos que leemos a diario en los rotativos explicando la causa de la enfermedad cardiaca están equivocados! Totalmente.  Completamente.  Solamente describen las distintas armas que fueron usadas para matarnos, sea nuestro ADN o un grasoso sándwich de pastrami.

En segundo lugar, el Zohar explica que el bloqueo de las arterias puede ocurrir en otros aspectos de nuestra vida.  Al final, todas las enfermedades de la sociedad tienen una causa común. Esencialmente, todas las relaciones en nuestra vida son arterias.  Cuando se tapan, la buena fortuna no fluye en nuestras vidas.  I engañamos en los negocios os bloqueos pueden ocurrir en las arterias de nuestro cuerpo.  Podemos ser exitosos en los negocios pero pagamos con el endurecimiento de las arterias y 3 puentes coronarios.

Todas las relaciones en el mundo, entre personas, entre socios de negocio, entre el comprador y el vendedor, entre hermanos, entre marido y mujer, entre padres e hijos, entre una nación y otra, son arterias espirituales que pueden bloquearse y causar enfermedad cuando los seres humanos se comportan con intolerancia el uno con el otro.

Cada vez que interactúas con alguien en tu vida, amigo o desconocido, enemigo o familiar, estás afectando las arterias en tu vida y en el mundo.  Si tu comportamiento en estas relaciones es controlado por los impulsos reactivos y egocéntricos, se crea un depósito graso.  Si estos bloqueos continúan creciendo y son desatendidos, llega la enfermedad.

La “enfermedad” se puede manifestar como pobreza, guerra, divorcio, hijos con problemas de drogas, familia disfuncional, terrorismo global o un infarto al corazón.  Al final, es nuestro comportamiento el que determina la buena salud o la enfermedad.

¿Sabes qué?

Siéntate.

Calma tu mente.

Abre tu corazón.

Deja ir todas tus dudas, por sólo un momento.

Deja ir todas tus ideas preconcebidas acerca de la vida y la muerte, la sanación y la medicina, y todas las influencias populares y acondicionadoras que han impactado tu vida.

Está quieto.

Lee esto cuidadosamente…

Es muy fácil echarle la de nuestro dolor y sufrimiento culpa a la comida, al destino, a la naturaleza, a nuestros socios de negocio corruptos, a los genes, al conductor ebrio, o a nuestros enemigos.  Es tan fácil enfocarse en el arma y no en el verdadero culpable.  Esto tipo de filosofía de vida nos absuelve de toda responsabilidad personal.  Después de todo, quién se quiere mirar en el espejo.  ¿Cómo nos curamos de la enfermedad?  El primer paso es asumir responsabilidad.  Este es sin duda alguna el paso más difícil.  Tenemos que dejar de ser víctimas.  Tenemos que darnos cuenta de que ago que hicimos, en esta vida o la pasada, fue lo que causó la enfermedad.  Una vez aceptamos el 100% de la responsabilidad, entonces y sólo entonces, las herramientas de la Kabbalah despertaran la Luz del Creador para que podamos ser sanados.

Algunas de estas poderosas herramientas sanadoras son:

Escuchar la lectura de la Torah cada sábado.

Meditar y escanear el Zohar.

Asistir a la Tercera Comida de Shabbat (Fortalece tu sistema inmune de una manera poderosa, de acuerdo a la Kabbalah).

El Agua de Kabbalah (nutre y sana las células de nuestro cuerpo, fortalece el sistema inmune, limpia bloqueos negativos).

Dar caridad( De acuerdo al Zohar y al Talmud, la caridad, cuando duele, puede salvarnos de la muerte.  ¿Debo decir más?

La mayor oportunidad de sanación posiblemente ocurre una vez al año cuando se lee la porción de Pinchas durante Shabbat.  El mero hecho de escuchar esta porción de la Torah con un corazón abierto, y con arrepentimiento de nuestras faltas pasadas despierta las poderosas fuerzas de sanación.  99% de los rabinos no tienen idea de la disponibilidad de este poder.  Y todas las personas que esparcen mentiras acerca de los Cabalistas y el Zohar previenen que el resto del mundo reciba esta energía de sanación.  Según los cabalistas esta es la razón para el anti-semitismo.  Tenemos el poder y las soluciones que el mundo necesita dentro de la Kabbalah y hay personas previniendo que esta sabiduría llegue a todo el mundo.  Como han estado haciendo desde los tiempos de Jesús, cuando él trató de traer la Kabbalah al mundo.  (Más sobre esto en un próximo artículo que borrara tus ideas preconcebidas).

¿Quieres saber la verdad sobre el Zohar y la sanación?  ¿Puedes manejarla?  Si piensas que sí, lee el siguiente párrafo con mucha atención…

Si pudiésemos percibir las fuerzas espirituales y la Luz que se revelan durante la lectura de la Torah perderíamos nuestro libre albedrío en un segundo.  La gente haría una fila de 40 bloques de largo para entrar al edificio.  Pero no podemos ver claramente.  No nos es permitido.  Le pedimos al Creador que escondiera esta Luz  para que pudiésemos trabajar duro y sobrepasar nuestras dudas para revelar esta Luz.  De esta forma nos convertimos en la causa de nuestra sanación y la causa y los creadores de nuestra propia felicidad.

Un momento, tocamos otra idea crítica, la idea del remordimiento.  El remordimiento está íntimamente relacionado a la idea de la responsabilidad y es un pre-requisito para activar todas las herramientas ya mencionadas.  Sin él, las herramientas no funcionan.  Dicho simplemente, el Zohar dice que la clave para la sanación y para activar todas las herramientas de la Kabbalah es:

…”un espíritu roto, un corazón roto y arrepentido…”

Es decir, debemos asistir al Shabbat de Pinchas y escuchar la Torah con: arrepentimiento en nuestra alma por todas las indignidades que le hemos hecho a otros, un corazón roto por la fata de respeto y la inactividad que le hemos infligido a nuestros amigos y familiares y un remordimiento profundo y reconociendo nuestro comportamiento abusivo y descortés.

Cuando bebemos agua de Kabbalah, escaneamos el Zohar, damos caridad o asistimos a la Tercera Comida de Shabbat con un espíritu roto y un corazón arrepentido podemos transformarnos en limpios y purificados, logrando toda la bondad, Luz y sanación que se liberan a través de estas maravillosas herramientas.  Y recuerda que a cada aso del camino las fuerzas negativas van a estar allí para plantar la duda y la falta de creer dentro de ti.  La batalla contra la duda es personal.  Está conectada a la idea del libre albedrío.

Pero ahora, en este momento, en un simple blog has recibido el conocimiento meas poderoso y las herramientas disponibles para verdaderamente sanar tu cuerpo, tu alma, tus relaciones y el mundo entero.

El resto depende de ti.

 

 

Billy Philips

Billy Phillips es estudiante del Kabbalista Rav berg y Karen Berg desde 1989. Ha tenido el papel decisivo de ayudar a que la Kabbalah sea accesible a las masas, trabajando en proyectos tanto privados como públicos bajo la guía del Kabbalista Rav Berg. Ha ofrecido conferencias acerca de una variedad de temas, siendo el más notable la profunda conexión entre Kabbalah, el Cristianismo, el Islam y el mundo de la Ciencia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

5 Responses

  1. Oscar Saul dice:

    La verdad he esado leyendo el Zohar y es verdad todo lo que dice la salud, tambien he comprendido pasajes de la Biblia, los cuales nadie supo contestarme. Incluso me sirve para tener una visión de la naturaleza de Dios y comprender pasajes de otros libros sagrados.

    Saludos.

  2. Wilamin Mudarra dice:

    Hola buenas tardes como podría conseguir el Zohar para leerlo?, y siempre e pensado de esa manera hay personas que dicen Dios me castiga por tal enfermedad, pero desde pequeña siempre e pensado que nosotros con nuestros actos nos buscamos las enfermedades, por tanto odio, rencor, ira, envidia. etc. Soy de Venezuela y me encantaría seguir conociendo y tener esta excelente información de estas escrituras. gracias.

    • Hola Wilalin

      gracias por tus comentarios. Con gusto te dejamos los datos del Centro de Kabbalah Venezuela para que te puedan guiar mejor.

      http://venezuela.kabbalah.com/

      • Darwin dice:

        Hi, I just found the zohar magnificent pcejort that aims to reach all places copies of the zohar dle world is my intension and let them know you want a copy for me, study Kabbalah for a year and a half in my group we scan sagados names, ana bekoaj, see Porat and we know (or think we know) the great blessing the zohar distributed in our country (Mexico) and in particular our city (Cuernavaca, Morelos), we will do very well to have this protection of God .please contact me to indicate which rang the requirements for this copy of the Zohar for me, my group and my city, I hope to hear from you, thanks

  3. Alejandro Becerra dice:

    Shalom, sencillamente incredible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>