ARRESTADO

Por Rudy Ellenbogen

Diez mese atrás me encontraba en Caracas, Venezuela para asistir a la gira del libro “El Poder de Cambiarlo Todo” de Yehudá Berg.  Estaba caminando de regreso al hotel junto a un amigo, luego de salir del subterráneo, cuando un policía nos detuvo.  Nos pidió nuestros papeles de identificación.  Mi amigo le enseñó su identificación del gobierno de Venezuela. Yo simplemente miré para el otro lado.

El policía me preguntó por mis papeles.  Le enseñé mi identificación del gobierno peruano.  Entonces me pidió que le enseñara mi pasaporte.  Pero yo no lo tenía conmigo.  Lo había dejado en el hotel para minimizar el riesgo de que se perdiera o me lo robaran.  Traté de explicarle al policía que mi identificación del gobierno peruano debía ser suficiente debido al Pacto de las Comunidades Andinas existente entre Perú (mi país natal) y Venezuela. 

Su respuesta fue muy simple: “Ese pacto ya no es válido, dado que la semana pasada el presidente de tu país habló mal de nuestro presidente.”

Me quedé anonadado.

El oficial de policía nos pidió que lo siguiésemos hasta una oficina de interrogación.  Sí, a unos 30 pies del lugar tenían una oficina de interrogación.  Entré acompañado de mi amigo.  Dentro de la oficina había 2 policías más.  Hay nos estábamos, dentro de la oficina de interrogación.  Mi amigo y yo de pie, uno de los oficiales también de pie y el otro sentado haciéndonos preguntas: “¿Dónde trabajan, qué están haciendo aquí, dónde está tu pasaporte….?

Contesté con la verdad.  Entonces el policía le dijo a mi amigo: “Bueno, tú tienes un buen trabajo, así que ve a tu casa y busca su pasaporte.  Tu amigo se va a quedar aquí conmigo esperando.” 

Mi amigo estaba muy asustado.  Se sentía responsable por mí y estaba a punto de marcharse a buscar mi pasaporte cuando el policía me preguntó; ¿Qué llevas en ese bolso, ábrelo?

Probablemente pensó que no había razón para esperar, que podía sacar provecho de la situación rápidamente.  Así que abrí mi bolso y le dije: “Mire, solo tengo algunas piezas de ropa…y….mi Zohar”  Saqué el Zohar y se lo enseñé.  Su expresión cambió por completo.  Inmediatamente se convirtió en una persona con gran curiosidad y comenzó a hacerme preguntas acerca del Zohar.  Se olvidó completamente de pedir dinero.  Le contesté sus preguntas, abrí el libro y el hojeo sus páginas de principio a fin.  Y entonces me dijo: “Wow, 1852 páginas, ok…te puedes ir.”

Así, sin más ni más.

Y nos fuimos de allí.

Registra tu email para mantenerte informado de las más recientes noticias del curso de "Jesús y la Kabbalah".

Billy Philips

Billy Phillips es estudiante del Kabbalista Rav berg y Karen Berg desde 1989. Ha tenido el papel decisivo de ayudar a que la Kabbalah sea accesible a las masas, trabajando en proyectos tanto privados como públicos bajo la guía del Kabbalista Rav Berg. Ha ofrecido conferencias acerca de una variedad de temas, siendo el más notable la profunda conexión entre Kabbalah, el Cristianismo, el Islam y el mundo de la Ciencia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*